lunes, octubre 24, 2005

Miguel Hernández nos presenta a Pablo Neruda.

EL SOLITARIO POETA
El hombre anda solo por el mundo; pero en general no lo sabe. Se da cuenta de la infinita soledad del hombre que además de hombre es poeta. Para él están reservadas desde el principio las terribles tempestades de la soledad. Pablo Neruda, el solitario poeta, se sabe profundamente solo y se queja de sus soledad, que aumentan los muertos con su silencio y los vivos con su trato. Esa queja de su soledad está manifiesta en toda su poesía de insatisfecho, tremendo y desengañado sensualismo. Su voz pasional, desolada, tierna y lúgubre siempre, es a veces sorda y mansa como la de un tambor apaleado lleno de tierra, y a veces, furiosa y fatal como la del hacha. Parece estar rodeada de desiertos, mares y crepúsculos lluviosos.
"SUCEDE QUE ME CANSO DE SER HOMBRE.
SUCEDE QUE ME CANSO DE MIS PIES Y DE MIS UÑAS
Y MI PELO Y MI SOMBRA.
SUCEDE QUE ME CANSO DE SER HOMBRE"
PABLO NERUDA
Miguel Hernández

jueves, octubre 20, 2005

Mas Soledad que nunca

Cuando uno no tiene ningún sitio, solo una ciuad que deshabita en sueños...
Cuando uno añora un pequeño rincón del planeta que ya no existe...
Cuando uno ha perdido toda noción de hogar y se siente solo en todas partes,
solo sin casa sin compañía...
Cuando uno empieza a olvidar que hubieron buenos momentos y recuerda uno a uno todos los malos...
Cuando uno no sabe donde meterse y donde se mete no es el sitio donde debiera...
Cuando uno siente que el mundo se meve sin tenerle en cuenta...
Cuando uno es asi....es yo

Hoy más que nunca República Soledad (Primera Crisis)

Firmas

Las firmas son necesarias para firmar contratos, para autorizar a alguien en tu nombre, para rellenar impresos, para obtener dinero de bancos, para hipotecar la vida, para romper uniones, para marcar el arte con su autor,.....

Al menos eso dicen...

De que sirven las firmas si el arte eres tu? Si por mucho que firme montañas de papeles no exite un impreso que elimine la distancia?

De nada sirve mi firma en tu espalda....

Para 13

domingo, octubre 16, 2005

Las neuronas también se comparten

EJEMPLO NUMERO 1
GERT

Amigo. Acaríciame el alma. Revuélveme el pelo. Yo también soy aire, pero no me muevo. No soy viento. Y meces los árboles, soplando, soplando, como si todo fuera tan sencillo, como si no supieras hacer otra cosa.
Éste es el momento para revelarse contra ti, amigo, contra tu brisa y tu cierzo, contra los alisios y los ponientes
UQBAR
No eres piedra hermano, muévete y moviliza. No hagas como Penélope y esperes la noche para destejer lo tejido durante el día. No dejes que te arranquen de tu juventud sin haber sido sueño, solo piedra.

Anexo I (Primera observación)

República Soledad es conocida también por la riqueza de sus cuentos populares, he aquí un ejemplo en verso de tan distinguida literatura.
Historia Malquedas
Malquedas tiene una patria de relojes
donde no se habla otra lengua que la excusa
Malquedas hace y deshace, corta y pega
se mueve al antojo del usa y el deshusa.
Malquedas es cobarde de nacimiento
y los fines de semana autista de profesión,
con su olvidos y sus despiste
nunca fuimos ya sabemos su mejor opción.
Malquedas vende caro un minuto de su tiempo
el suyo es oro y el tuyo ,claro, no vale.
El telefóno móvil al que llama esta apagado
por favor inténtelo de nuevo más tarde.
Malquedas ya no puede engañarnos por mucho tiempo
morirá lentamente ente esperas y desesperas,
y es que ahora cuando él quiere hacer algo
por suerte para todos ya nadie queda
A todo aquel personaje que se sienta plasmado
en está estrafalaria sátira de vil burlón
que no se alarme ni se quede enojado
este canto inacabado es puramente ficción.
Anónimo

sábado, octubre 15, 2005

Diario de un exilio(no forzado) CAP III

CAPÍTULO TRES
(EQUILIBRIO)

Paredes plomizas entre pasillos
Sin más adorno que un gris oscuro
Como oscuras sendas de estudiantes
Que deambulan entre los muros
Puertas que se quejan a gritos
Dan paso a viejas clases enlatadas
Con profesores que son vestigios
De civilizaciones ya olvidadas
Proyectores de imágenes invisibles
Pues nunca se sabe qué proyectan
Completan la particular mitología
De los alumnos que se ausentan
Con olor a sustancias prohibidas
Entre compases de tango pedigüeño
Se sirven botellas de brisas
Aire de un oasis halagüeño
Son cinco plantas y dos sótanos
Donde pensar es todo un desafío
Sin embargo existe una mezcla
que tiene la facultad del equilibrio

Diario de un exilio(no forzado) CAP II

CAPITULO DOS
(POBLADORES CASUALES, ESTANCIAS CAUSALES)
No fuí yo el único que llegó aquí
con la ignorancia bajo el brazo
con el miedo por mirada
y sus complejos en el regazo.
Compartiendo residencia otros tantos
aprendices de habitante en Gran Vía,
con su nombre marcado en la ropa
y el viejo olor de casa todavía.
Compañeros de casuales de otros lados
venidos ellos de ciudades varias...
Atención estación en curva!
proxima estación Ciudad Universitaria...

Diarío de un exilio (no forzado) CAP I

CAPÍTULO UNO
(ENCUENTROS)

Madrid aquella tarde se me antojaba más grande
tal vez fuese yo el que menguaba en esta urbe
vecino de otra parte, habitante de otros sueños
abrí la puerta del caos una tarde de octubre.
A medias, en una habitación siempre a medias
donde otros tantos como yo dejaron sus huellas
veía pasar rapados adoradores de Krisna
en una noche que recuerdo sin estrellas.
Lloré lágrima a lágrima mis impulsos
maldije mi nombre y mis desatinos
Madrid tenía entonces dirección en San Bernardo
una vida y un codigo postal distintos.
Como un Sancho Panza sin sorpresas
como un Quijote que perdió la añoraza
cabalgué sobre una losa de piedra
en un banco de la Plaza de España.
Entre ardillas, estatuas y municipales
caí en que todo debía de cambiar
me moje las ganas en la lluvia
y los malos ratos empezaron a bostezar.
Madrid! enseñame lo que otros han amado
yo también te quiero vivir
que lo que te han escrito otros poetas
yo también lo quiero describir.

viernes, octubre 14, 2005

Mario


Mario Benedetti, poblador veterano de República Soledad escribió :
Síndrome
Todavía tengo casi todos mis dientes
casi todos mis cabellos y poquísimas canas
puedo hacer y deshacer el amor
trepar una escalera de dos en dos
y correr cuarenta metros detrás del bus
o sea que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es que antes
no me fijaba en estos detalles.

Dispuestos a atracar en el puerto...



Bienvenido compañero!
Adelante... ya puedes adentrarte en este continente. Compañero de ti depende el equipaje, de nosotros depende el viaje ...bienvenido a República Soledad