viernes, junio 09, 2006

PROHIBIDO TOCAR



Más me vale una noche tuya que mil sin tu gracia. Paso, hoy me alivio y voy de carnavales. Me afeito a navaja y espero en la plaza a que los gitanos tensen las cuerdas. Dale rumba que sólo tengo dos pesetas y no me queda vino.
Ven si quieres que yo queriendo besaré tus huellas. Es que hoy no hay más droga que tu piel y para aclarar los pensamientos vamos a arrugar tus sábanas. Si me equivoco pues sumo y sigo que ya tenemos bastante con vivir. Como me jode tu letrero de prohibido tocar, con el arte que tienes…y lo mal que lo aprovecho.
Vente conmigo y no se lo diremos a nadie. Mi amor ausente bajando por la cuesta camino de tu casa. Dale rumba y mueve ese cuerpo morena, que esta noche es eterna porque se me ha olvidado el reloj.
Esta vez no me achanto, hoy te quiero rondar, me haré el valiente contigo y si me vienen mal dadas un poco de alcohol. Vente, que hoy he soñado que bailabas en la calle y me he despertado a la intemperie.

No sé si tienes nombre pero jamás olvido tus caderas, será que te llamas como te mueves y eso con solo mentarlo ya me falta el aire, y me dicen que no convienes pero yo creo que tampoco matas. Con ese cuerpo de guitarra me duele no mirarte, si hoy te vienes trae la mitad que me falta.

4 comentarios:

Drew dijo...

mmm... leyéndo esto.. quién no querría ser tu morena, payo????

Soni dijo...

Y tú, moreno, sigue dándole rumba a tus neuronas y haciéndonos bailar al ritmo de tu imaginación...
Prohibido no dar las gracias y aplaudir.

gErT dijo...

qué malo cuando la belleza se reencarna en otros cuerpos...

Uqbar dijo...

como me entiendes