sábado, marzo 17, 2007

Cartas desde el hígado

La gente del mar no sabe vivir sin arena. Los del norte no quieren vivir sin frío, los del sur sin sol y los del este sin ruido. Los de mar adentro aman la tierra, los de las islas,esa línea de agua que es a la vez puerta y frontera.Hay lugares donde el paraguas es un artículo de lujo, en otros el chubasquero es la coraza contra la vejez. En ciertos sitios las palabras vienen solas en otros hay que arrancarlas del quicio de las puertas, los hombres, las canciones,... hay lugares donde se pronuncia con tanta disciplina que el estómago se resiente y otros lares en donde la última letra del abecedario se convierte en un hongo.
Hay discusiones sobre por donde sale el sol y riñas por la temperatura del mar. Hay sureños y chicos del norte, salaos del sur y castellanos de pura cepa. Vallisoletanos, pamplonicas, valencianos y madrileños. Ricos, pobres, agricultores y mineros. Limpiabotas y lameculos, banqueros y ricachones. Y está tan mal generalizar... que tu en tu casa sin tener un aparato que codifique el canal plus te apoyas en la cama y das gracias por ser un marciano...

2 comentarios:

e_n_o dijo...

y luego están "los de Aspe", un modo de vida diferente... jejeje

gErT dijo...

¿Y los que viven en República Soledad?