lunes, octubre 29, 2007

Hallowen

De los percheros cuelgan las más bajas pasiones.
Legiones de sombras ambicionan con derroche
un gesto, una mirada, tal vez un beso
que de algún sentido a sus noches.

Hemos aprendido a destilar el fracaso
de todos los vasos llenos de lágrimas.
Pero en qué nos hemos convertido...
el tiempo nos devolverá con creces
lo que antes nunca le dimos.

Nos hemos inventado fiestas de máscaras para no tener que mirarnos a los ojos.

2 comentarios:

gErT dijo...

Recuerda que máscara es persona y que tú y yo escribimos con seudónimo, más que por miedo o por vergüenza (pues nos conocemos y no tenemos que ocultarnos), por rechazar esa identificación de la que hablabas anteriormente.
Somos los superhéroes enmascarados (qué mal hacen los lunes al intelecto...)

Verónica dijo...

No se puede vivir sin máscaras, todos tenemos una. El problema es cuándo y ante quién quitársela...

destilando cerveza

vero