viernes, diciembre 28, 2007

Recapitulando...

Vidas que dejé cruzadas vienen persiguiéndome...
Quique González

Me gustaría que este año hubiese sido tan sólo una gran inocentada. Se han repartidos hostias y me han tocado más de las que estaba dispuesto a encajar. Tranquilos, todo tiene su límite, todas las despedidas se despiden alguna vez. Ya he puesto la mejilla tantas veces que no sé cual es la otra. No, o tal vez sí, guardo rencor. Hay mil maneras de huir de mi vida pero no soporto la falta de elegancia. No soporto la languidez, ni tampoco la falsedad de esas palabras que suenan a discursode amor atormentado.
El 2007 fue un año impar y todos sabemos que para las cosas más indecentes se necesitan, al menos, dos personas. Tu (vosotras) te lo pierdes. No pienso hacer buenos propósitos. No voy a dejar el wisky y no creo pierda peso. No voy a morderme el puño y tal vez alguno se lleve un par de regalos en la cara, pero eso, my friends son los gajes de jugar con fuego. Please, Don´t Disturb reza la entrada a mi corazón. Supongo que el desorden es el mejor estado para una mente que busca sin querer encontrar. Doy las gracias a todos los que tuvieron que aguantarme y más aún a los que me sufrieron. Habrá a otros que (allá cada uno con su conciencia) ríen agusto con mis líneas. Dice un refrán que arrieros somos... ya dije que no hay rencores, eso sí, que os folle un pez.

1 comentario:

gErT dijo...

Yo tengo propósito para el año que viene.
Que no me pille como éste, meando.
(historia totalmente verídica que ya te contaré)

Por lo demás, yo tampoco pienso dejar mis vicios, y mucho menos a ti.