lunes, febrero 04, 2008

Te pasaste la juventud labrándote el futuro. Después lanzaste sobre los surcos las semillas. Y todo para qué. Cuando el fruto quiso madurar tu vida ya estaba podrida.

2 comentarios:

chimita dijo...

Luego si te pasas la juventud labrándote un buen futuro... ni disfrutas de la juventud ni del futuro... jo ke pocos ánimos!

gErT dijo...

y encima lo de la siembra y la recogida va por fechas...