domingo, octubre 17, 2010

1- Hauptbahnhof

En el andén tirita una mujer
yo también viajo sin billete
y me acerco a consolarla.

Juntos tememos al revisor.

Ella tiene miedo de una multa cara
y yo a que descubran que no me importa
hacia donde se dirije el próximio tren.

Betty me habla todo el tiempo de su ciudad.

La dejó hace unos meses por un hombre
que ahora le ha dejado a ella
y teme que al volver ya no sea la misma.

Un chico la descubre en mitad del trayecto.

Le obligan a apearse en la siguiente estación
por un momento siento la necesidad de irme con ella
tiene casi mi edad y ya ha vivido dos vidas.

Al arrancar me despide agitando el brazo
hasta que la niebla la engulle en el último suspiro.
ahora ya sólo pienso en mí.

Me he pasado toda la noche inventando el infinito
para no tener que reconocer la nada.

No hay comentarios: