lunes, mayo 21, 2007

Pensa-miento

-¿En qué piensas?
-En que a ti no te importa
-¿Por?
-Porque si te lo dijera ya no lo estaría pensando

zzzz....zzzz....

Al que madruga las noches le parecen

más largas,

despertarse es tener que mentirse

cada vez un poco más.



A veces uno sueña con dormir

y encontrarse con la almohada

camino de su propia libertad.



Ni siquiera cuando dormirmos somos libres,

no somos capaces de elegir ni nuestros sueños,

y tampoco de recordarlos la mayor parte de las veces

ni siquiera de ese reducto íntimo somos dueños.



Después despertar y divagar,

con lo bien que podría estar no pensando en nada

o en todo pero en sueños...

al que madruga se le muere un poco más el alma.

martes, mayo 15, 2007

Cuando algunos hablan
tienen las bocas tan llenas
que las voces se les quedan vacías

Conciencia

"es como cantar y coserse la boca a la vez" a.calamaro



Cuando un poeta disapara
siempre utiliza balas recibidas.

La noche
es sucia o feliz, pero con Luna.

Con Luna sobre las huellas
que dejan las mentiras al huir


Juro que sólo fue un rato,
una
o tal vez dos
asomando la desdicha

A veces es tan triste tener que reír.

Las dudas siguen
ahí
hablando

una mala hora de rotas inspiraciones
no quedan motivos
ni uno
para seguir hilando

Tic tic tic

Pensó que roto el reloj, muerto el tiempo, y una manecilla se le clavó en el ojo... El tiempo siguió pasando pero ya no pudo ver lo que pasaba...

sábado, mayo 05, 2007

Tal vez un blues subterraneo, quizá o quizás /pues nunca se supo decidir por ninguna de las dos vertientes/ los poetas no han muerto, tan sólo han mudado de casa o cambiado de camisa.
¿Qué es ahora un clarinete? ¿Para qué sirve ahora la armónica que su padre le regaló y que jamás aprendió a tocar? Sordo del oído izquierdo, cojo de la pierna derecha, tendente a pensar con el centro mismo del corazón.
Tal ver un trapo de rock, quizá o quizás /pues nunca quiso decidirse por ninguna de las dos palabras/ las poesías solo fueran letras para epitafios, adornos en la tumba de señores honrados y no tanto, unidos por la muerte que al fin y al cabo es lo que nos hace a todos comunes.
A quién se debe reclamar cuando uno no está agusto con uno, ¿A uno mismo? ¿Debe culpar a la comunidad de vecinos o al primer niño que le ofreció un bollicao?
Tal vez cierta músiquilla folk, quizá o quizás /pues siempre pensó que una era la buena palabra y la otra simplemente no/ las viejas musas ya no visitan al hastiado escritor que vestido con una ajada chaqueta ha montado un puesto de ventiladores de mano a las puertas del infierno.
Disculpen las extravagancias, boca de cloaca, resacas de ayer, matizando resaca de hace unas horas.

Pues bien

Bailan los números, las cifras y las letras,.... suben los índices y bajan los tipos de interés. Hay dividendos y capitales, acciones hostiles y OPA´s pactadas. Dicen que la bolsa ya no está influenciada por Nueva York, lo cual ni es bueno ni es malo, es arriesgado. Tenemos descuentos e hipotecas variables, el dinero del banco a plazo fijo y las cartillas a nombre de tu madre... pero lo que realmente aquel niño había preguntado era si alguien sabía donde estaba su muñeco