martes, mayo 15, 2007

Tic tic tic

Pensó que roto el reloj, muerto el tiempo, y una manecilla se le clavó en el ojo... El tiempo siguió pasando pero ya no pudo ver lo que pasaba...

5 comentarios:

gErT dijo...

¿Rotas las gafas dejas de ver?
¿Roto el corazón dejas de amar?

Anónimo dijo...

ha muerto ya nuestro tiempo carlos??

jorge dijo...

Torres, pasamos demasiado tiempo juntos. Mira lo que escribí yo anteayer:
"Es genial sacarle el dinero a Ernesto, fuente inagotable de alcohol, bolsillo agujereado por esas manillas que cada jueves, sin falta, se nos clavan en los pies."

(No hace falta que diga quien es Ernesto ¿no?)

Anónimo dijo...

No hace falta no...

El sufridor de las Jorginas...

Anónimo dijo...

Eso parece que paso cuando me fui a Albacete, que el tiempo se paraba para todos nosotros, o eso creia yo, pero al ir al cumpleaños de Elena me di cuenta que el tiempo se paro en me reloj, pero no en mi grupo de amigos. Me he dado cuenta de que he tenido la manecilla del reloj clavada en mis ojos y no me he dado cuenta del tiempo que hace que no se de bosotros. Mea culpa. Saludos y felicitarte por todos los blogs, que desde hace tiempo, de vez en cuando les hecho un vistazo. see you