lunes, mayo 21, 2007

zzzz....zzzz....

Al que madruga las noches le parecen

más largas,

despertarse es tener que mentirse

cada vez un poco más.



A veces uno sueña con dormir

y encontrarse con la almohada

camino de su propia libertad.



Ni siquiera cuando dormirmos somos libres,

no somos capaces de elegir ni nuestros sueños,

y tampoco de recordarlos la mayor parte de las veces

ni siquiera de ese reducto íntimo somos dueños.



Después despertar y divagar,

con lo bien que podría estar no pensando en nada

o en todo pero en sueños...

al que madruga se le muere un poco más el alma.

3 comentarios:

búho dijo...

¿y a los que trasnochan? ¿qué les pasa?

gErT dijo...

a mi me jode madrugar. Sobre todo cuando no tengo porqué.
Y los madrugones de la siesta, o los de despertarse tras una resaca o...
Debería llamarse MALDRUGAR...(chiste mío muy malo que estabas deseando...)

Haiduc dijo...

Me ha gustado. Quizá difuminara esa angustia dormirse, soñar y despertarse "al lado de" en vez de "para"...

Salu2