sábado, diciembre 29, 2007

y aún más ajena

Está en todo. En las viejas fotos y los viejos viajes. En las palabras sin intención del algún niño, está tras la calle, está en las discusiones, está en otros labios. Él está tratando de hacer la compra pero sin ella no sabe qué es lo que le apetece comer. Ella está en el frío del invierno, en el olor a café de las tardes estrechas. Él está desdibujado, desdencantado. Empuja perdido el carrito pero ella puebla todas las calles y todos los estantes de este macabro supermercado.
Ellos ya estarán en casa con los pies calientes, la música puesta y la ropa enmadejada en el suelo y mientras, él, sólo ha sido capaz de decidir que no necesita suavizante con olor a melocotón. Él se va a rendir y echará al fuego la lista de la compra. Ella se le aparecerá en todas las canciones, en todas las películas, en cualquier decisión absurda de su madre. Ella estará en los tics de alguna camarera o en el pelo de alguna aprendiz de princesa. Él se planteará un nuevo rumbo y terminará encallando en la vieja playa en la que ella, desnuda, le pidió que nunca separarán aquellos cuerpos húmedos. Él llorará frente a ese mar y ella ajena, calentará sus manos entre las piernas de otro hombre. Nunca serán otra vez ellos pero a él le costará mucho más aprender a caminar sin tener donde apoyarse.

viernes, diciembre 28, 2007

Recapitulando...

Vidas que dejé cruzadas vienen persiguiéndome...
Quique González

Me gustaría que este año hubiese sido tan sólo una gran inocentada. Se han repartidos hostias y me han tocado más de las que estaba dispuesto a encajar. Tranquilos, todo tiene su límite, todas las despedidas se despiden alguna vez. Ya he puesto la mejilla tantas veces que no sé cual es la otra. No, o tal vez sí, guardo rencor. Hay mil maneras de huir de mi vida pero no soporto la falta de elegancia. No soporto la languidez, ni tampoco la falsedad de esas palabras que suenan a discursode amor atormentado.
El 2007 fue un año impar y todos sabemos que para las cosas más indecentes se necesitan, al menos, dos personas. Tu (vosotras) te lo pierdes. No pienso hacer buenos propósitos. No voy a dejar el wisky y no creo pierda peso. No voy a morderme el puño y tal vez alguno se lleve un par de regalos en la cara, pero eso, my friends son los gajes de jugar con fuego. Please, Don´t Disturb reza la entrada a mi corazón. Supongo que el desorden es el mejor estado para una mente que busca sin querer encontrar. Doy las gracias a todos los que tuvieron que aguantarme y más aún a los que me sufrieron. Habrá a otros que (allá cada uno con su conciencia) ríen agusto con mis líneas. Dice un refrán que arrieros somos... ya dije que no hay rencores, eso sí, que os folle un pez.

jueves, diciembre 27, 2007

Ella estaba sentada al borde de la silla. Permanecía ajena a él, a él y a todos. Sus pequeños labios se hacían minúsculos al hablar. No pudo más que imaginar su fragancia y aún así se le antojó la muestra más feaciente de que aquella mujer era de otro mundo. Sus ojos vivos articulaban una de las miradas más penetrantes de cuantas había mirado.

Ella ajena, bebía un café a sorbos. Su mano mesaba un pelo moreno, liso, que recorría la piel de tal forma que según se dispusieran los mechones sobre el cuello aquella mujer parecía tierna o salvaje. A él siempre le gustó mezclar y perdido en la lejana cercanía de aquellos ojos no pudo más que suspirar al verla levantarse. Sus delicadas curvas estrecharon su pecho. Su cuerpo femenino contrastaba con su forma de caminar.

Ella marchó sin prisa. Salió del bar y se dirigió a casa. El pagó su café y corrió a la puerta. Cuando la alcanzó ella ya giraba por la esquina, ajena a que desde la otra parte de la calle un hombre desconocido había puesto nombre a todas sus caricias...

sábado, diciembre 22, 2007

Mitades

Estaba dormitando en mi asiento. El vaivén cálido del tren acunaba mi serena resaca. Más allá del abismo, estrecho pero lejano, que separa a cada viajero, un hombre de pelo cano y su sobrina treintañera conversaban. Estaba yo dormitando en mi asiento, con la conciencia exiliada en algún sombrío recuerdo. Sin embargo, escuche nítidamente como el hombre de pelo cano y voz grave decía: "Las cosas ya no son como éran. Fíjate si será así que han desaparecido la mitad de las cosas de los libros". Y juro que estaba yo dormitando en mi asiento, pero el cálido vaivén del tren acunó mi serena resaca hacía otro rincón nunca habitado.
Allí hallé a un Sancho cabizbajo que sólo sabía labrar con destreza. Iba de sus mulas a los aperos sin que nadie se parara a saludarle. Su pragmatismo nunca tuvo recompensa. Le habían borrado del mapa mundi de sus venturas la posiblidad de ser un valiente escudero. Pero eso nadie lo sabía. Ahora, sin la mitad del libro, él era el loco y la Mancha llana e infinita le condenaba a mirar melancólico a sus molinos. No corrió mejor suerte Sherezade, como ninfa tuvo algún amante valeroso pero ninguno con el suficiente arrojo cruel para agudizar su ingenio. Dicen que terminó loca, discutiendo a voces con imaginarios personajes que anidaba en sus entrañas. Jose Arcadio Buendía no encontró una Úrsula en la que perpetuar su especie y Macondo se extinguió a la vez que el viejo arrugado perecía junto a su árbol. Y que me dicen de Penélope, se casó con algún ciudadano formal y tuvo tres hijas, la historia privó a Grecia de sus tapices.
Estaba yo dormitando en mi asiento, mientras el cálido vaivén del tren acunaba mi serena resaca. Y tuve que despertar de un sobresalto. No pude soportar la idea de que al final de mi novela obviaran con alevosía la narración de nuestro encuentro fugaz, el calor de tu rostro y el tacto suave de tu alma pasajera.

viernes, diciembre 21, 2007

Bajas pasiones



No lo vimos más que al final. Cuando ya tenía el pelo corto y el tabique derruido. Lo vimos cuando lloraba en Estados Unidos '94 y cuando disparaba perdigones contra su sombra de ángel caído. Lo vimos cuando se tintaba de rubio y cuando colgó las botas... Nos hablaron de un mesías pagano y también de un tramposo pendenciero. Nos dijeron que no fue para tanto pero también nos contaron que cuando él la cogía el rival temblaba...
Agunos veneran hasta la mano que zurció el primer diez en su camiseta. Barcelona, Napoles, Sevilla, Boca,... Hoy lo ví driblar y driblar... ví a una novia en su día de boda corriendo detrás de él... ví el mundial del 86 y la infame Iglesia Maradoniana. También he visto su Ernesto Guevara tatuado en la piel... He visto sus lágrimas y su obesidad mórbida. He visto las patadas contra el Athletic y el gol contra Inglaterra. Dice la canción del Potro que "si Jesús tropezó porque él no tendría que hacerlo"...

Hoy lo ví correr en el Azteca, hoy lo ví marcar y levantar el puño al cielo. Toda una lección de elegancia. El mejor gol no mercía las absurdas celebraciones de ahora. Hoy ví a al grada llorar y no seré yo quien diga que bajó del cielo. No seré yo quien lo crucifique y tampoco quien lo resucite. Pero hoy, lo ví correr, girar sobre si, driblar y marcar... Hoy lo ví y pensé, que si existiese un poco de justicia poética, ante tanto partido del siglo, la pelota debería parir a otro mito moderno.

jueves, diciembre 20, 2007

Masculinidad

El chasquido de sus dedos alerta al botones. Se aleja caminando en línea, nunca levanta un píe sin que el otro haya tocado tierra. El baho de las alcantarillas asciende con formas de mujer. Al llegar a casa, enciende el viejo aparato de música. Mientras el saxofonista improvisa, él revisa su contestador. Doce mensajes, nada importante.
Desde el día en que su cara ilustró un anuncio de jabones siempre tuvo fama de mujeriego. Dicen que la nominación al Oscar le valió para que las mujeres hicieran cola a las puertas de su casa, cuentan incluso que alguna amante despechada se encadenó al cabezal de su cama en un intento desesperado para reconquistar su amor. En el último homenaje post mortem que Hollywood brindó a un guionista se cuenta que la mismísima mujer del productor de moda se atrevió a coquetear con él. Desde su primer papel como protagonista sus sonrisas se conviriteron en una de las principales causas de las discusiones matrimoniales, incluso costó algún que otro divorcio. Es la envidia de todos los niños bien del East Side y el ídolo para sus viejos amigos, a los que nunca olvidó, los obreros de la doce. Siempre se le tuvo como el héroe americano, incluso el presidente en persona le entregó el galardón como Embajador de la patria. El mes pasado la revista Playboy le dedicó un especial a su masculinidad.
El galán termina de ducharse y se seca con cuidado el cuerpo. Se afeita apurando el rasurado. Dos gotas de perfume. La ropa espera doblada en la cama. Siempre se introduce primero la manga izquierda de la camisa. Cuando termina de vestirse se da cuenta de que tiembla. Está tan nervioso que ha olvidado los gemelos. Al llegar al restaurante lo encuentra sentado en la mesa de siempre. En el bolsillo de su traje un pañuelo elegante. El Marlboro encendido y una copa de Jack Daniels le han ayudado a mitigar la espera. Cenan pasta y juegan al pocker. De vuelta a casa, detienen el coche en doble fila y se besan como dos chiquillos. En la calle un cartel de cinco por siete metros anuncia su nueva película en la que dicen ha cortejado con éxito a la acrtiz más deseada del momento.

domingo, diciembre 09, 2007

- Tendrá ud. que acompañarnos.
- Vaya, hace tiempo que no salgo con nadie y se puede saber a dónde vamos-
- Ya se lo he dicho, al calabozo-
- ¿Allí tienen el Marca?
- Oiga, está ud. acusado de la muerte de tres hombre
- ...y serán cuatro si no puedo comprobar la quiniela

viernes, noviembre 23, 2007

La escarcha trasnocha y cubre de aguahielo las lunas de los coches. Los niños se divierten esculpiendo en ellas mensajes con sus dedos. Mañana un repartidor en motocicleta llevará el Marca a los bares. El Aspe juega en casa pero hace tiempo que ya no va al campo a ver el futbol. No recuerda cuando fue la última vez que encontró ganas para salir a tomar un café, así que prepara una cafetera y llena un vaso casi hasta el borde. Sobre la mesa, en ordenado desorden, los albumes de fotos de la familia.

Los años, las modas, la mili, la boda, los hijos, los viajes y otra vez las bodas. El vértigo de los años se mitiga con música evocadora. Cómo ordenar los recuerdos...¿Por cronología? No son así como vienen a la mente y tampoco así se irán. Es absurdo, pero piensa que si hubiese un incendio el correrría a salvar sus fotos. A la porra el dinero o los carnés...salvando esos albumes salvaría también sus años, sus modas, su mili, su boda, sus viajes... Y nadie, allí, frente al café del domingo, podría privarle de revivir hasta el último aroma de su infancia.

lunes, octubre 29, 2007

A veces nos aferramos con todas las fuerzas al quicio de la puerta del primer tren que pasa...

Todos tenemos miedo a convertirnos en hombres sin vagón...

¿Y si el siguiente fuera el que te llevase a tu destino?

Lástima que no tengamos tiempo para tantos billetes.

Menos lobos

él siempre se las daba de cenicienta sin zapatos
y resulta que sólo era un pinocho sin narices.

Hallowen

De los percheros cuelgan las más bajas pasiones.
Legiones de sombras ambicionan con derroche
un gesto, una mirada, tal vez un beso
que de algún sentido a sus noches.

Hemos aprendido a destilar el fracaso
de todos los vasos llenos de lágrimas.
Pero en qué nos hemos convertido...
el tiempo nos devolverá con creces
lo que antes nunca le dimos.

Nos hemos inventado fiestas de máscaras para no tener que mirarnos a los ojos.

martes, octubre 16, 2007

-Identifiación
- Soy de esa clase de hombres que viaja en turista y huele a colonia barata. Soy fumador y algo borracho, aun así se la que me viene encima cuando una mujer me mira. Tengo dos hijos, una ex mujer, dos novias y tres amantes, por consiguiente más suegras de las que sería capaz de soportar. Una vez tuve un perro, yo era pequeño cuando murió, pero me gustaba como movía la cola mientras yo jugaba a soldados. Tengo un juicio pendiente por impago de multas y cuatro muelas empastadas. Cojeo al andar un poco por un esguince mal curado. Es cierto que a simple vista puedo parecer un mamarracho pero le certifico que lo soy. Por las noches gasto lo que gano por el día, lo cual no significa que no tenga en estima la amistad. Si un amigo necesita un favor allí estoy yo para dárselo. Si alguien me retira el saludo aquí paz y mañana gloria. No suelo enfadarme por nada y mi postre favorito es el arroz con leche. Los del cobrador del frac me atosigan de vez en cuando pero le aseguro que soy un hombre honrado, cuando puedo pago. Jamás fui capaz de pegar a nadie aunque me vi envuelto en varias peleas. Por lo demás ni más ni menos que nadie.
- Vaya, yo sólo quiero su número de DNI.
- En tal caso me veo obligado a dispararle con mi Colt

domingo, octubre 14, 2007

El retrato de aquel hombre se reducía a un cuerpo magullado por el tiempo y un gastado acento rural. Los ojos, hundidos a fuerza de no saber llorar, mostraban el miedo a todo lo desconocido. Su voz, o lo que quedaba de ella, brotaba tan interna y gris que pareciese que aquel hombre siempre caminaba lamentándose.
Había pasado muchas tardes mirando al cielo para estudiar el comportamiento de las nubes, la dirección del viento,... poco sabía de otras cosas pero le gustaba pensar que el amor es como las lluvias en sus campos: tan escasa como de pronto torrencial, anegando todos los rincones de la tierra. De sobra sabía que esa forma de llover no era buena ni para la tierra ni para las plantas, como tampoco lo era aquella forma de amor, ni para él ni para su corazón pero, como en el clima, se había resingado a pensar que frente a esas cosas poco se puede hacer.
Su tacto acostumbrado a los aperos del trabajo se sentía ridículo frente al terciopelo turquesa del aquel local. Encendió un Celtas y se lo llevó a la boca con serena impaciencia. El resto del Café permanecía indiferente al hombre adomigado con su único traje de chaqueta. Aclaró la garganta con el anís que todavía le quedaba en el vaso y miró por el cristal. Sintió vergüenza de haberse dejado arrastrar hasta allí. Hasta él era capaz de darse cuenta de que aquella mujer ya no aparecería. Cerró la puerta con fuerza y tomó el primer autobús hasta su pueblo. En mitad del trayecto empezó a chispear y el nostálgico labrador marcó una nueva muesca en la culata de su fusil de desengaños.

sábado, octubre 13, 2007

Sentada sobre el cajón no levantaba siquiera hasta la rodilla de sus clientes. Se afanaba en dejar bien limpias las puntas antes de empezar con los talones. Aplicaba un poco de engüento algo más abajo del empeine. Ese truco se lo habían enseñado sus "benefactores" para que al mezlcarse la suciedad con el betún se ahorrara en limpiabotas, ese ahorro lo gastaban sus padres en el Bingo.

La pequeña era rubia casi platino y cuando conseguía estar limpia tenía una tez blanca que le daba el aspecto de un ángel. Tosía a menudo por culpa del contacto con el betún y las heridas que se le solían infectar las heridas que jamás cicatrizaban en sus rodillas. Comía la voluntad, y la voluntad de sus padres era poca. De dormitorio utilizaba la entrada a un parking en invierno y el portal de un cine en verano.

Un día llegó a la ciudad un periodista del Daily Mirror. Tras un largo verano creyó merecerse unas vacaciones. Todo le resultaba pintoresco: Montera, Chicote, Fuencarral, los limpiabotas del Palacio de la Música... Cuando la vió no pudo evitar sentir un escalofrío mezlca de orgasmo y arrepentimiento. La fotografió primero y después se sentó a que le limpiasen sus caros zapatos. No tenía dudas, aquella era la niña que había desaparecido. La que habían estado buscando todo el verano y parte del otoño.

Telefoneó a Londres. Corrieron en diez minutos más ríos de tinta que en toda la semana, las televisones internacionales acudieron a Gran Vía esquina Callao. Una niña asustada se apretaba contra el cajón. Tenía la tez manchada de negro y tosía cada vez más. En Madrid hacía cada vez más frío pero le hicieron ponerse en miles de posturas sobre la acera. El padre, ajeno a lo que buscaban los periodistas creyó poder sacare algo más de dinero con su hija. Sacó de algún podrido rincón de su ropa el ajado documento que certificaba que aquel ángel de alas rotas era en realidad su hija.

Todos los focos se apagaron. Las fotos cesaron, el Daily sólo pudo vender dos portadas con su rostro. La niña siguió limpiando botas y tragando humo. Cerca de allí en algún bar un grupo de jóvenes apesadumbrados brindaron por todas las Madelaines del mundo.

viernes, octubre 12, 2007

Está el norte y también está, jodido, el sur. Están los lunes y el domingo. El pretérito pluscuamperfecto del verbo amar y el pronombre posesivo. La extraña forma de matar de los mandriles y el guante blanco de las barras de labios. Huele a meado el Parlamento y de rosas está lleno el cementerio. Madrid debe ser la única ciudad del mundo donde el metro se permite el lujo de no admitir viajeros. En la Gran Vía hay corredores de bolsa y conductores de taxi. Fulanas, chulapas y chulos. Claveles sin vilamorena con racimos de pendientes de perla.
Hay primeros, segundos, cafés o postres, panes y bebidas incluidos con más carácter que algunas mujeres. Si se observa la cartelera en algún periódico uno imagina que dentro de poco harán un musical sobre la Guerra del Fútbol, la memoria histórica o los cojones de Ptolomeo. Hay banderas en los balcones y ruido de autobuses en el asfalto. En algún teatro entregan el Premio Universal a la Valentía y eso que sólo nos hemos atrevido a pisotear piedras en la Luna. Resulta que tal vez el mundo ya no es tan redondo como Colón decía.

domingo, septiembre 23, 2007

Harto de coleccionar botellas
con licor de fracasos,
el perro faldero,
que nunca aprendió a ladrar,
dilapidó el paradigma
del discurso fácil
para agradar al personal

Rompió todos los vasos
que aún tenían carmín.
Salió a la calle
con intención de ser
el discípulo aventajado de Caín.

Like a rollin stone
buscó a todos sus enemigos
a los que creía haber perdonado
a los que había obviado tanto tiempo
When Jhony cogió su fusil...

En el ultimo momento le tembló el pulso. Oyó como se reían de él, quería disparar contra el olvido pero terminó volándose el corazón. Hay hombres que no nacieron para ser héroes.

lunes, septiembre 03, 2007

Vicios y Virtudes de mi rincón II

Vicio nº 2

Las paredes altas hacen que el humo se arremoline sobre las lámparas. Nunca ha habido demasiada luz y a veces me pregunto quién quiere leer un periódico mientras todo el mundo le ve. Supongo que hay gente a la que le pone que le observen, adoran con altivez que pase una vieja y escudriñe sus gestos. La ridícula aristocrácia del pueblo, trasnochada y figurona, se dedica a aparentar. Su horrible mueca de sonrisa perpetua no esconde la ignorancia de quienes sólo supieron ser hijos de.

Virtud nº 3
Hoy las banderas del Recreo tienen un crespón negro por la muerte de otro socio. Cada vez hay menos dominó en las mesas y más coches en la calle. Sin embargo, esa hora de partida y anís regala vida a los abuelos. No hay mayor orgullo que un nieto, por eso siempre hay algún euro (por poca pensión que hubiere) para que invites a la novia o te compres pipas. A la hora de comer se despuebla, desnudas las sillas de ancianas posaderas se dan un respiro...al menos hasta que la legión de canas haya saciado el hambre.

Mi rincón: Vicios y Virtudes I

Vicio nº 1:

Un codazo. El rumor viaja de boca en boca, de oído en oreja, y así se desvirtúan las informaciones. Es un pueblo que habita bajo las persianas, con sus abuelas francotiradoras tras los cristales. Tambíen algo hay de eso en las cafeterías, donde una conversación despiadada puede hacer que un café se enfríe hasta poner en duda su ingestión. A veces hablar, mal, es una religión tan necesaria como el pan.

Virtud nº 1:

En nuestra esquina vemos coches pasar. La gente no es puntual. Mientras, apuro el último bocado de cualquier cosa. Nos hemos "arreglado", puesto de sábado nuestras mentes y recubierto nuestro hígado de paciencia. Las noches aquí hay que alegrarlas con ingenio. Es cómo tener que representar mil obras siempre con el mismo escenario. Aun así, la noche se pone de nuestra parte. Alea jacta est, cada nuevo rito nocturno es un brindis contra el olvido.

jueves, agosto 16, 2007

Ilusiones

Después de esta noche ni siquiera nos llamaremos. Tu sacaste de mí lo que querías y yo he dormirdo sobre tu colchón. Hemos creído en nuestros cuerpos, nos hemos dado un baño de extrañeza. Ha estado bien, ha estado realmente bien, pero no volveremos a saber el uno del otro más allá de la marca de besos que has dejado sobre mi espalda.

Mañana cuando los labios vuelvan a perder el tacto y mis recuerdos añoren el aroma de una mujer, no serás más que una leve sonrisa, o un tímido parpadeo. Ya nos hemos dado lo necesario, ojalá que todas las noches tuvieran el mismo brillo, no siento remordimientos pero no volvermeos a llamarnos.

(Y vuelve a ser mentira. Pensaré en ti alguna noche, me tentará la idea volver a llamarte. Tenerte cerca mi media hora de deseo, usarte, usarme, usarnos sobre el suelo, sobre la cama, sobre el viejo sofá. Me encantaría guardarte en un armario, darnos nuestros veinte minutos de homenaje, desgastarnos la piel, atribuirnos los méritos propios del orgullo. )

Ha estado bien creer que estas cosas pueden pasar.

martes, agosto 14, 2007

La paciencia es una virtud urgente que consiste en caminar despacio sobre recuerdos veloces. Por eso mi paciencia ondea el humo de la desesperación y se olvida de mí en canciones que escuché cuando te velaba. El olvido es un arte que se deforma con el aliento de tus besos, con el tacto de tu olor en la ropa que olvidaste en mi cajón. Esa lluvia que tiene que llover se hace de rogar en nubes que no llevan a ningún sitio.

Y ha de diluviar sobre los caminos, sobre los portales, sobre el rincón más podrido de cada corazón, ha de llover donde nunca antes lo hizo. Y después ha de salir un sol radiante que no refleje nada más que la propia luz de otros ojos. Ha de caer la escarcha de otoño sobre los cristales de los coches que empañamos.
No hay viaje de vuelta, la paciencia y el olvido son caminos que he de andar de una u otra manera. La solución es no buscar solución. Y tal vez otro cuerpo mitigaría un poco este sabor de fracaso...

jueves, agosto 09, 2007

Los niños quieren matar al gato. Escupen sobre el suelo y blanden sus palos de caña. Tienen las piernas llenas de picotazos y algún que otro rasguño pero ni el calor ni la mugre detienen sus ansias de sangre . El más privilegiado de todos tiene una bici a la que ha puesto cartón en los rayos para que suene como una moto. El gato se ha subido a un árbol y ya no van a poder darle alcance, así que todos cruzan el río y suben la cuesta. Al cruzar la acequia, un poco antes de llegar a la vieja balsa, hay una casa de campo. No tiene ventanas y no hay rastro de gente. El mando decide, y a su orden le sigue una estampida de patadas y empujones contra la puerta. Todos están ávidos de un poco de respeto, de una palmada en la espalda de su líder. Saben que el que consiga abrir la puerta tendrá una muesca que añadir a su cuenta de hazañas.

Finalmente más por vejez y cansancio que por la fuerza púber , la puerta cede. Esperan a que entre quien debe entrar primero y tras un breve reconocimiento en el que no encuentran lo que andan buscando todo el verano, material pornográfico, se dedican a desparramar uno a uno los botes de pintura por el suelo. A lo lejos suena una mobilette y al grito de “marica el último” todos corren con el adrenalina por las orejas.

Cuando ya están lo bastante lejos se reúnen de nuevo en la piedra, cerca de las primeras casas del pueblo, y tras el recuento típico de bajas se comenta la huída. “no se por qué habéis corrido, yo me he ido andando y el viejo no se ha atrevido a decirme nada”. Caras de admiración y sonrisas nerviosas. El líder siempre sabe como ganar la guerra propagandística, otra vez batalla ganada. De repente un gato con pocos días se cruza por delante de ellos ajeno al baño de sangre que le espera.

miércoles, agosto 08, 2007

Él era una persona muy negativa, ella era una foto velada por el efecto corrosivo del amor. Así, desconocidos, caminaban sin saber el uno del otro. Él era enclenque y tarambana, su rostro era la viva imagen de la desperación, acentuada ésta por la dudas de su psicótica neurosis. Ella parodiaba con su sola figura todo el proceso evolutivo de la especie humana. Si bien en su juventud empezó siendo un trazo de mujer fatal, la edad terminó por convertirle en una fatal treintañera que escupía contra el viento.

Quiso el azar poner un carrete de por medio. Plasmada entre el nitrato de plata la verdad tiene otra cara, mucho más tierna. Una noche, en la celebración de un escaso título de liga, él hacía fotos con pudor a la enfervorecida plebe y ella buscaba el último ligue del peor extremo de todo Brasil. Acorralados por unos hinchas algo ebrios sus codos se tocaron y entonces nació de su interior una fuerza eléctrica que puso en otro sitio mucho mas dulce cada poro de piel. Se miraron y no hallaron más que el asco que se daban, pero se profesaban un asco poético, un asco de pasión, un asco que les llevó a hacerse el amor debajo de la cama, sobre la mesa de rebelados, en mitad del carrete, a, bajo la sombrilla, entre los setos de la casa del más lánguido de los delanteros de la capital, dentro del cuarto oscuro,...

y lo que Dios unió que la era digital no se atreva a separarlo.

(Post patrocinado por Kodak ante la alarmante falta de ideas) CRISIS DE IDEAS

domingo, julio 29, 2007

miedo

He bajado a la calle con rabia y le he pegado una patada a una papelera para sacudirme el miedo. Pero ya no estabas...

sábado, julio 07, 2007

"Vendrá la muerte y tendrá tus ojos"
Era un asesino con talento. Mataba por vicio y era extraodinariamente creativo en su trabajo. Mató con un destornillador al afinador de pianos, con una inyección al practicante, al profesor lo envenenó con tinta roja,... la policía siempre decía estar tras sus pasos hasta que un día apareció el comisario de la Calle la Luna con la cara pateada y asfixiado con el cordón de sus zapatos.

En televisión aseguraban que la sangre terminaría por manchar todos los pañuelos. Los presentadores le pusieron motes ridículos que le irritaban demasiado: "el sanguinario de Lavapiés", "el loco de Tirso", "la loca de Chueca",... pero lo cierto es que nadie conocía su veradera identidad.

Una noche, una anciana encontró agonizando en su portal al rostro de moda en Tele Séptima. El SAMUR dijo que se le había ido la mano con la droga, pero en la papelina que encontraron en su bolsillo alguien había escrito "Yo nunca uso pañuelos".
Durante un tiempo le gustó andar con putas, jamás había tocado a una mujer, le encantaba tratarlas como reinas. Se enamoró de una pequeña morena que hacía la noche en Jacometrezzo. Pasaba por allí todos los días cuando caía el Sol para pagarle hasta el amanecer. Nunca le besó más que la mejilla, gastó mucho dinero en retenerla sólo para él. Al principio dudo si contarle todo, quería sacarla de la calle.
Un día se bajo en Callao con un caja de bombones, un anillo de oro y un ramo de rosas. Tras la esquina ella se subía a un Seat Ibiza y se alejaba hacía Santo Domingo... En el boletín de las dos de la mañana una becaria informó que un hombre casado y con tres hijos había muerto de un infarto frente a la Fnac...
Tres años más tarde un músico venido a menos confesó ser "la loca de Chueca". Por fín las madres de Argüelles respiraron tranquilas. Sus discos se vendieron como la espuma y tras cumplir 12 de sus 2000 años de condena salió en régimen de libertad condicional. Aquella noche se organizó una cena en la SGAE a la que acudieron los príncipes para celebrar su reinserción.
"Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo asomar
un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo."
Cesare Pavese

martes, junio 19, 2007

...M...

Hemos estado arreglando el mundo.

A J le molestaban las persianas, a F que al arrastrar las sillas jodieramos el parqué,... a L lo que más le jode son los portazos. A mí no me gustan los ercutos en la mesa y E no soporta que se gaste el agua caliente.

Hemos estado arreglando el mundo.

F quería cambiar de habitación y a E no le gustan demasiado las berenjenas. No he tenido tiempo para decirlo todo pero no aguanto que la gente hable por el móvil mientras los demás vemos la tele. J ha cargado demasiado la lavadora y misteriosamente el cosmos ha dejado de girar. L no habla demasiado.

Y aunque el mundo seguía igual de revuelto, no sabemos si por H o por B, mucho más tranquilos, nos hemos ido a la cama.

viernes, junio 15, 2007

3...2...1...





Unas Ray Ban


Las voces envejecen mal
pero algunos cantan con las tripas
Entradas agotadas
en el valle de los versos caídos
malos tiempos para pararse a pensar
¿Una actitud? Siempre avanzar, joder
Explosión repentina
Misterio
Mañana de Dolostop
fiebres abisinias
se acabó el guión
y yo sin una puta frase en la que decirle al mundo cuanto necesito
FIN

Con mis huevos toreros

Que le follen al mundo!

La Disociación del Alma

"No, mi cabeza hace caso a quien le habla, pero yo no, no te estaba mirando" C.Limón

Agotados, exhaustos, incluso libidinosamente activos regresan los cautivos del subrayador al vagón que les lleva a casa. No somos todos tan distintos, en el fondo todos tenemos hábitos, manías, nemotecnia y paranoias. Incluso a todos nos duelen las mismas vértebras, somos semejantes ante el sufrimiento.

Las fórmulas pueblan el hemisferio del cerebro que no uso, en el otro un hielo tintinea en una copa. Se qué las horas se hacen largas, ayer es un año de 24 horas. Parte del cuerpo duerme, mientras otro madruga para morir en la rutina. ¿Hacía donde se supone que tenemos que mirar para no ver?

miércoles, junio 13, 2007

Exámenes

De que sirve ser sino se puede estar,
ahí, entre sábanas y montañas de ropa.
De que sirve ser si no se puede ver,
más allá,
en donde todavía queden rosas

sin espinas
sin más dolor...
sin veneno
pero con amor

Bob Dylan, Príncipe de Asturias. En San Antonio Junio 13, Like a rolling stone, el bigote se emancipa de Frida. Diego Ribera toma anfetas para soportar la ausencia. Robert Willbury Zimmerman espera que le hagan otra estatua cerca de la de Woody Allen. ¿Para qué le recuerden? Sólo los necios dirían eso. Para ver pasar la gente, para que las palomas se posen y píen su lamento mundial.

77, el año que casi cambió España... la Sexta no tiene compasión de los húerfanos de pensameientos . Justin Timberlake en la Plaza Mayor. Messi mete goles con la mano,

Who is the love? Sorry, I don´t know...la respuesta está en el vientre.

The answer of my friend is changin´ on the time.

martes, junio 12, 2007

Efe

Una pensionista se escapa cada mañana de su monótono matrimonio con un tuper lleno de besos para su estudiante favorito. En la sesión de mañana de los Renoir dos octogenarios se besan como si nunca hubiesen tenido quince años. En Gran Vía dos niños le roban el móvil a un guiri. La policía conversa con las putas en Montera.
La ciudad se colapsa, autobuses, taxis y coches invadiendo el carri bus. Un jubilado muere de infarto ante la exhuberante mujer que anuncia en un cartel al Corte Inglés. Juicios y farsas, tirado en el suelo un poeta vende sus falsos poemas de amor. Los estudiantes ateos rezan en selectividad. Los estudiantes universitarios se encienden un petardo a la salud del próximo profesor. Revisiones y buenas caras. La Falange empapela una sucursal del Santader Hispano, el Efe llega tarde y los de Bolonia No cambian sus tiendas por chalets en la Moraleja.
En San Bernardo hay un andamio perenne. Hace menos calor que el año pasado, un bombero piropea a una niña en Santa Engracia. Los libreros se quejan de nuevo por la caída de ventas tras el cierre de la Feria en el Retiro. Una nieta pasea a su abuelo por una tienda de móviles. Tapian la Cibeles, el Rayo se juega el ascenso. En una falta de respeto por su parte el Sol siempre tiene el mismo horario. Los aviones planean haciendo zetas, si esta ciudad tuviera un mínimo de normalidad se extenguiría.

lunes, junio 11, 2007

Soy lo que era

El retarato estaba amarillo por los bordes. Uno se avergüenza de sus viejas poses. Aquella foto había permanecido al sol demasiado tiempo. Al encontrarla recordó sueños, algunos hechos realidad, otros que cambiaron por el tiempo. Empezó a sacar fotografías de todas aquellas cajas. Las desordenó y las ordenó por años, se perdió entre las antiguas ropas. Se rió con alguna anecdota y para que mentir, soltó una o dos lagrimillas. Viajes, juegos, estudios, compañeros que ya no son, familiares que ya no están, sus enanos que ya son más altos que ella. La abuela todavía hacía pasteles, el abuelo aún se acordaba de nuestros nombres.
Miró el reloj, había perdido toda la tarde rebuscando entre aquellas fotos. Tenía que haber estudiado, tenía que haber ordenado su habitación, tenía que haber ido a compar algo de leche. Sólo al acostarse, un poco antes de dormir,comprendió que aquel tiempo había sido el mejor aprovechado de todo el día.
"Menos promesas electorales y más jabón" Anónimo en un baño de cierta facultad

Algunos están tanto tiempo discutiendo sobre la vida que se olvidan de vivir.

domingo, junio 10, 2007

Inevitable

Estabas allí, sobre el último rincón despoblado de la Tierra. Atando a cada segundo, por inercia, un nuevo lazo de vida. Estabas triste pero serena. La luna brillaba con un color extraño, con el color que tienen los semáforos al parpadear.
El mundo iba a seguir girando, contigo o sin ti. No tiene sentido que ahora recordemos lo que ya nunca fue, y tal vez sea cierto. Tal vez aquella punta de estrella te atravesó el corazón en aquel preciso momento. Fugaz, rápida, como un rayo en la noche. Huiste a su encuentro, al encuentro con el amor, con la muerte, con el sabor extraño de otros besos.
Estabas allí, sobre el último rincón despoblado de la Tierra, serena pero triste, vacía de tactos ajenos. Hoy nada es mejor que antes y todavía hay tiempo para lamentos, pero probablemente de todas tus pesadillas, ésta fue la más dulce.

lunes, mayo 21, 2007

Pensa-miento

-¿En qué piensas?
-En que a ti no te importa
-¿Por?
-Porque si te lo dijera ya no lo estaría pensando

zzzz....zzzz....

Al que madruga las noches le parecen

más largas,

despertarse es tener que mentirse

cada vez un poco más.



A veces uno sueña con dormir

y encontrarse con la almohada

camino de su propia libertad.



Ni siquiera cuando dormirmos somos libres,

no somos capaces de elegir ni nuestros sueños,

y tampoco de recordarlos la mayor parte de las veces

ni siquiera de ese reducto íntimo somos dueños.



Después despertar y divagar,

con lo bien que podría estar no pensando en nada

o en todo pero en sueños...

al que madruga se le muere un poco más el alma.

martes, mayo 15, 2007

Cuando algunos hablan
tienen las bocas tan llenas
que las voces se les quedan vacías

Conciencia

"es como cantar y coserse la boca a la vez" a.calamaro



Cuando un poeta disapara
siempre utiliza balas recibidas.

La noche
es sucia o feliz, pero con Luna.

Con Luna sobre las huellas
que dejan las mentiras al huir


Juro que sólo fue un rato,
una
o tal vez dos
asomando la desdicha

A veces es tan triste tener que reír.

Las dudas siguen
ahí
hablando

una mala hora de rotas inspiraciones
no quedan motivos
ni uno
para seguir hilando

Tic tic tic

Pensó que roto el reloj, muerto el tiempo, y una manecilla se le clavó en el ojo... El tiempo siguió pasando pero ya no pudo ver lo que pasaba...

sábado, mayo 05, 2007

Tal vez un blues subterraneo, quizá o quizás /pues nunca se supo decidir por ninguna de las dos vertientes/ los poetas no han muerto, tan sólo han mudado de casa o cambiado de camisa.
¿Qué es ahora un clarinete? ¿Para qué sirve ahora la armónica que su padre le regaló y que jamás aprendió a tocar? Sordo del oído izquierdo, cojo de la pierna derecha, tendente a pensar con el centro mismo del corazón.
Tal ver un trapo de rock, quizá o quizás /pues nunca quiso decidirse por ninguna de las dos palabras/ las poesías solo fueran letras para epitafios, adornos en la tumba de señores honrados y no tanto, unidos por la muerte que al fin y al cabo es lo que nos hace a todos comunes.
A quién se debe reclamar cuando uno no está agusto con uno, ¿A uno mismo? ¿Debe culpar a la comunidad de vecinos o al primer niño que le ofreció un bollicao?
Tal vez cierta músiquilla folk, quizá o quizás /pues siempre pensó que una era la buena palabra y la otra simplemente no/ las viejas musas ya no visitan al hastiado escritor que vestido con una ajada chaqueta ha montado un puesto de ventiladores de mano a las puertas del infierno.
Disculpen las extravagancias, boca de cloaca, resacas de ayer, matizando resaca de hace unas horas.

Pues bien

Bailan los números, las cifras y las letras,.... suben los índices y bajan los tipos de interés. Hay dividendos y capitales, acciones hostiles y OPA´s pactadas. Dicen que la bolsa ya no está influenciada por Nueva York, lo cual ni es bueno ni es malo, es arriesgado. Tenemos descuentos e hipotecas variables, el dinero del banco a plazo fijo y las cartillas a nombre de tu madre... pero lo que realmente aquel niño había preguntado era si alguien sabía donde estaba su muñeco

sábado, abril 28, 2007

martes, abril 24, 2007

Mal hecho

Los malos modales arruinaron la fiesta. Los malos modales calentaron la cama. Los malos modales desafinaban en aquel coro de cursilerias Los malos modales odiaron a tus amigos. Los malos modales llenaron de besos tus entrañas. Los malos modales la pagaron contigo. Los malos modales te arrancaron la ropa. Los malos modales te hicieron salvajemente el amor. Los malos modales se fueron sin despedirse. Los malos modales se emborracharon y se olvidaron de ti. Los malos modales no preguntaban como te había ido. Los malos modales te hicieron desvelarte mil noches. Los malos modales no tenían detalles....Un día los malos modales se volvieron buenos.... los buenos modales asesinaron el amor.

Constancia

No no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no .... bueno tal vez

...

He estado escuchando un disco de versiones. Me siento tan fantasma como la vieja estación de Chamberí. Y sin embargo tan violento como el metro en hora punta. Tengo un doctorado en ver pasar gente. Tengo sindrome doce sindromes de absinencia distintos. He oido una vieja canción a medias entre dos viejas mitades. No siento apego al futuro, ni todo lo contrario, ese rato de practicar la nostálgia dura menos cada día. Otra vez desde el ombligo, desde un ego dolorido por caídas. Siempre me encuentro escribiendo para encontar respuestas pero sin saber bien que preguntar. Hay demasiadas canciones y tan sólo 12 notas. Hay muchas libros y sólo un par de puñados de letras. Tengo muchos latidos y sólo un corazón.

lunes, abril 02, 2007

Without

Ya no hay distancias, ahora sólo distanciados. Los trayectos de ida se convirtieron en misiles disparados contra mi trayectoria. Memoriales, desmemoriados y los memos de siempre. Causalidades, lluvia y lágrimas. Silencio tenso...Violencia reprimida, golpes que no se pueden esquivar en sueños, ideas salvajes, escucho música que alguien puso a secar en la ventana. "Antes de irte, si ha terminado la lavadora, tiende en el balcón"...

Tarde... ya no es el momento...


Pero firme!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

domingo, marzo 18, 2007

Don´t change...

El hombre del tiempo anuncia cambios bruscos en la temperatura. A partir de lunes los coches aparacarán en la acera de enfrente. Dentro de dos fines de semana a las dos serán las tres. Los operarios del ayuntamiento cambian las bombillas fundidas. La pista seis del cd salta y suena la ocho...
En la tele dicen que un australiano ha cambiado un botón por una casa, dos políticos se han ido al partido de la oposición, hoy se ha cambiado tres veces de ropa. El sábado quitó las sabanas y puso otras.... y sin embargo sigue igual de vacía...en la radio suena una canción... nick cave.... come back to me... love letters....Mientras piensa ¿qué ha de cambiar para que todo deje de ser lo mismo?

sábado, marzo 17, 2007

Sin nada que decir...

Encendió el último cigarrillo del paquete, puso música francesa y se sentó frente a la ventana a esperar la lluvia. No llovió pero el cigarro se consumió en sus labios, apuró las últimas canciones, ordenó la habitación, es decir, puso aquí lo que quitó de allá. Resolvió dos crucigramas, inventándose la última palabra, dejó la cena hecha y compró una revista. Contestó tres llamadas, tomó un taxi, le encontró apoyado en la farola. Esperando la lluvia, buscando entre los bolsillos los restos del último cigarrillo. Se dieron la mano, sin hablar pasearon por las calles respirando el uno del otro, se abrazaron y también se besaron en silencio. Fueron al cine y no mediaron palabra. Bajaron por donde subieron y ella tomó un taxi. El le despidió con la mano. Se alejaron pensando más en el otro que en ellos mismos. Al abrir la puerta de casa empezó a llover, bendita afonía.

Cartas desde el hígado

La gente del mar no sabe vivir sin arena. Los del norte no quieren vivir sin frío, los del sur sin sol y los del este sin ruido. Los de mar adentro aman la tierra, los de las islas,esa línea de agua que es a la vez puerta y frontera.Hay lugares donde el paraguas es un artículo de lujo, en otros el chubasquero es la coraza contra la vejez. En ciertos sitios las palabras vienen solas en otros hay que arrancarlas del quicio de las puertas, los hombres, las canciones,... hay lugares donde se pronuncia con tanta disciplina que el estómago se resiente y otros lares en donde la última letra del abecedario se convierte en un hongo.
Hay discusiones sobre por donde sale el sol y riñas por la temperatura del mar. Hay sureños y chicos del norte, salaos del sur y castellanos de pura cepa. Vallisoletanos, pamplonicas, valencianos y madrileños. Ricos, pobres, agricultores y mineros. Limpiabotas y lameculos, banqueros y ricachones. Y está tan mal generalizar... que tu en tu casa sin tener un aparato que codifique el canal plus te apoyas en la cama y das gracias por ser un marciano...

sábado, febrero 17, 2007

Obrint Pas

Llueve y el asfalto se lava la cara, las calles son esos viejos y húmedos caminos de tierra que guardo en mi memoria. Es tarde pero no adormece mi sonrisa, el tiempo ha cerrado las heridas y ahora vivo un poco más en cada respiración. Mi ojos ya no se esconden tras una capa de agua. Una nube ha sacado la oscuridad de su trinchera. No puedo dormir, no quiero dormir, hoy he vuelto a pisar con fuerza. El único lamento es el del colchón. Me abro paso, el veneno envenena, no más gritos contra el viento. Ali antes fue Klasius. Volvió para reclamar su título mundial... he vuelto...traca al verbo odiar...

jueves, febrero 08, 2007

Mejor que salga de mi teclado a que se quede en mi cabeza

Estaba tan cansado de vivir ejerciendo de si mismo que decidió sentarse sobre una piedra a esperar otra vida. Cambió el sueño, olvidó los rituales bancarios, se cortó la corbata y fantaseó con las mujeres que pasaban. No volvió a sentir la decepción de un fracaso. Admiró el rugir de las motocicletas y el petardeo de los autobuses. Durante un tiempo no le preocuparon los vecinos, las amistades, ni los niños llorones del piso de abajo. Vivía feliz entre semáforos, asfalto y templos paganos de música y besos.
Pasó el tiempo, algunos le reclamaron, otros le dieron por perdido. Finalmente cuando los del banco le localizaron fueron a embargarle la piedra. Pasada la resaca sintió que ya nada le pertenecía, se dejo llevar, se compró una nueva corbata, pagó la luz, se casó con una vecina amiga y tuvo hijos llorones. Un día paseando vieron en el cristal de una casa de empeño una piedra, su mujer ridiculizó aquel objeto, él se limitó a reprimir las lágrimas y a apuntar la dirección.

Señal que te he perdido

Con el menor márgen de error, ni un centímetro más a la izquierda que a la derecha, el rayo tocó tierra en el único sitio dónde podía partirla. Y del suelo brotaron espinas que se enzarzaron en el pecho. Nunca lo fue del todo, al menos no siempre, y tal vez fue nunca que la felicidad anidó en los besos. La única gota de paz se escondía en el sabor a madera de un wisky barato.

Gritos, tripas y corazones rodando cuesta arriba en un mundo del revés. Las arañas se olvidaron de tejer en su rincón y la inercia de los días envejeció los sentimientos, que por viejos se envenenaron hasta retorcerse sobre algo que nunca fueron. No hubo trato, ni siquiera quedo tiempo para pagar las deudas. Cerro los puños con gesto de dolor y antes de dejarse llevar por la locura del llanto escribió sobre el baho del cristal del autobús: el amor es un perfume barato.

miércoles, febrero 07, 2007

Huecos de espíritu

La añoranza que se le toma a cuatro paredes. Absurda y necesaria, si ya olvidamos palabras como patria porque aun mencionamos mi habitación, mi clase, mi cama... tal vez las sábanas cobijen más anhelos que un puñado de tierra seca esparcido por un mapa.
Lorenzo, no tiene país pero no soporta manos ajenas sobre su almohada. Gustavo podría pasar por ciudadano de cualquier parte pero tiene el pasaporte impreso en su guitarra. O Jere, liando con una mano lo que gana con la otra, hijo del barrio, y sólo de su barrio, su calle, su gente,... Hay de los que no tienen el ancla echada pero no olvidan su mar, manso y sereno, tejiendo hilos de espuma sobre la arena.
Cada cual guarda su recuerdo, ese lugar que observar con ojos cerrados. Quizás debieramos tener apego a una lengua, un himno, una frontera y una bandera venerada. Pero tal vez por locos se nos justifica y tan sólo nos identificamos con una calle, un beso, un mar o una montaña. Sin tener más pretensión que un rincón del mundo frente a la eternidad de nuestra mirada.

lunes, enero 29, 2007


Ya no quedan cañas en el río. A penas si hay agua para que la corriente baje con su manso silencio. Un puente, antaño el único, adorna el paso con su basta presencia. Coches y semáforos dejaron atrás el sonoro caminar de las mulas. Un abuelo apoya los codos en la barandilla y mira a un horizonte que ya no reconoce. Tararea una copla que dice "quien viva en el año dos mil verá con asombro los tiempos cambiaos" y prosigue con su marcha, ajeno al año en que vivimos.
Ya no quedan cañas en el río. Un autobús se para y de él bajan los universitarios, pacientes, hambrientos, aligeran el paso para llegar a casa. En el Dieciocho una ambulancia espera nueva orden y el conductor apura un pitillo de tabaco negro. Un vendedor de cupones sortea a los coches y da la suerte para hoy. Una mujer mayor cruza la calle lleva el carro cargado hasta arriba.
Ya no quedan cañas en el río. Una abuela reconoce a su nieto. "Cuando vendrás a verme". La ambulancia se pone en marcha y acelera el paso. Los familiares se despiden, ya se han ido todos los estudiantes. El vendedor insiste en que sólo le quedan dos números y un abuelo que vuelve de no sabe donde apoya sus codos en la barandilla y sólo acierta a recordar que ya no quedan cañas en el río.

domingo, enero 28, 2007

C1



Un yonki reparte folletos de una academia de mecanografía. Una vieja que detesta los autobuses se monta en uno de ellos. Dentro, un ecuatoriano se agarra a la santa biblia separando sus hojas con el bonometro. Hay varias mujeres que se miran encima del hombro por encima de las gafas. El conductor escucha en radiolé la versión gipsy de un clásico del rock argentino.

En el otro extremo de esta lata de humanos en conserva una chica, habla tan alto por el móvil que no necesita comunicación sin cables para que la escuchen en cualquier punto del planeta. Atras queda Isaac Peral y alguien solicita bajar en la puerta del CEU. Poco después, cerca del Tribunal, una manada de estudiantes con legañas busca alguna biblioteca abierta 24 horas. Una señora devora minuciosamente una revista que habla de la nieta de Franco, se cansa y descuelga sus gafas hasta la altura del ombligo justo donde su pecho revalida las leyes de la gravedad.
Un abuelo escupe en el asfalto y un gato se cruza delante de un coche. Frenazo y bocinas, los gritos de siempre en voces de otros. Ramiro Maeztu queda más abajo porque el autobus va en dirección Reina Victoria. Hay un restaurante argentino cerca del Hospital de la Cruz Roja, se necesita freganchín. Las niñas bien cruzan en rojo. Pido bajar y me miro la barriga, ha crecido. El vendedor de castañas cierra el puesto, en la puerta de los Renoir hay cola para la última sesión. Llevo la cartera en el bolsillo y no encuentro las llaves, cruzo la calle y giro por Maudes. En la boca de metro quince cordones de oro avisan de la existencia de cuatro niñatos. Paso por delante del chino y encuentro las llaves en el bolsillo interior de la chaqueta.
El ascensor sigue roto y maldigo a aquellos que forzaron sus puertas. Subo cinco pisos, pierdo el aliento y gano en latidos. Dentro me recibe el artificial calor de la calefacción. Dejo el abrigo en cualquier lado, en la tele Ariadna Gil soporta mal el goya de Carmen Maura. Elena Anaya está cada día mejor, enciendo la radio y miro por la ventana, hoy tampoco ha nevado.

martes, enero 23, 2007

Traficantes de sonidos

Cara A copyright

Cara B copyright

Lo sentimos las letras de los textos no aparecen por cortesía de alguna multinacional.

sábado, enero 13, 2007

El orden de factores


Cara B

A cara de perro, te he evitado a conciencia al tiempo que te escribía cartas invisibles con la esperanza de que las supieras leer. No tengo el alma suficientemente corrompida como para llevar sombrero. El precio de la gasolina ha vuelto a subir y me he quemado la lengua por el ansia de comer una parte de tu corazón directamente de la sartén. En la calle una puta llama crío a un crío que se estaba haciendo el hombre con ella.

A estas alturas de la noche todos los besos son nidos de bacterias, un pianista aporrea un instrumento que sabe mentir y nos hemos reído de dos perros que paseaban a una vieja. Alguien a propuesto elevarse a otros altares mayores que el alcohol pero no tenemos tiempo ni dinero para seguir tentando a la suerte.


Cara A
He vuelto al mismo sitio, al que he ido tantas veces, me he sentado sobre una pila de cazadoras y he meado apuntando contra la tapa, olvidando que aquí no había tapa. He escuchado otra vez esa canción de los Red Hot y he bebido wisky de garrafa al precio de mi vida.

Hay policías espectadores de comedia, mujeres esquizofrénicas y pistas de baile. Chicas de biblioteca atormentadas por su nota y parodias de Elena Anaya. El billar sirve de cama, las apuestas se doblan, mañana será un día duró mezlca de vino y coca cola. Alguien pidió papel y todos miramos con el rabo del ojo lo que llevaba entre manos. El humo me empuja a casa, tengo que andar en circulos antes de entrar, no recordaba haber dejado mi cuarto tan desordenado, hace media hora ni siquiera recordaba mi cuarto.

miércoles, enero 10, 2007

Miradas cruzadas



Cara A
Que mirará ese gilipoyas... venga pásame por la cara tu soltería, mírame agusto, libre...inútil. Esta ciudad hecha para gente como él. Sin ataduras, solitarios aguso. Me acuerdo que cuando yo estaba sólo no había tantas esculturas deambulando por aquí, como lo envidio... Un soltero feliz, con su vida a salto de mata, hoy pico aquí mañana allí. Si se tuercen las cosas a casa. Quién pudiera renunciar a esta vida de soga y trivial con otra pareja. Quiero volver a sentirme peligroso, quiero sentirme al borde del desvanecimiento.
Mírame, estoy gordo, dicen que es la felicidad, pero no puedo entenderlo, la estabilidad me está cebando. Estar sólo adelgaza, la soledad adelgaza, quiero volver a esas fiestas interminables, llenas de alcohol, de farra, de mujeres,... A ella, le quiero, pero no le vendría mal tomarse unas vacaciones. Necesito tiempo para mi, para mis cosas,...normal que sonría, es feliz, joven. jodidamente feliz. Hasta a mi me apetece sonreír...
Cara B
Pero ese subnormal porque se ríe de mi...no tiene otra cosa que hacer que pasearse delante de mi recordando que no esta solo. Maldita mierda de Madrid, últimamente todo el mundo va de la mano, hasta los policías de movilidad se quieren...jodida ciudad hecha para pares. Estoy harto de llegar a casa oliendo a wisky, levantarme sin aliento,... quiero que alguien me espere al volver del curro, quiero dormir con ella.
Vamos cabrón, préstame a tu chica... claro, seguro que esa tripa es de no tener que pelear para pillar algo en un bar, no necesitas echarte dos litros de colonia. Quien pudiera ser tu y ver una peli en el cine con tu pareja...necesito compartir almohada, no tener que huir de las casas cuando sale el sol... mírame, en todos estos años no he conseguido nada productivo, añoro tu puta curva de la felicidad, seguro que a ti la cerveza no te provoca resaca...joder entiendo que sonría... él no tiene la culpa...

lunes, enero 08, 2007

Y además es imposible...(Ciclo Pick Up)




Cara A
No se porque me ha dado por las confesiones acerca de canciones, por este proyecto de radio Soledad al que siempre le estoy dando vueltas. Se que a Jorge no le gustará, y me digusta, pero bueno, el entiende que haga estas cosas. Me gusta demasiado la música, me atrapa, me tiene atontado esta manía de cantar mal, me alegra un acorde y me apena el silencio. Lo mejor es mantener ociosos mis oidos, resguardarme de la lluvia bajo una buena canción. Este proyecto que se pone en marcha se desvanecerá en cualquier momento, pues las cosas por esta República son efímeras, pasajeras.

Cara B
El dolor se institucionaliza y termina por enquistarse. Lo mejor reventar, arremeter contra una silla la rabia y después limpiarse las manos con métodica felicidad. Viejas canciones, me circula un sólo glóbulo rojo indie por la sangre, pero es un glóbulo rojo bien aprovechado. Brutal, si tu no me quieres yo no te quiero?, toda una indiferencia correspondida, un cruce de intenciones. No es un reproche, no es una foto en llamas, es un canto a los ojos abiertos en la noche, a la tripa que siempre se revuelve cuando escuchas un nombre conocido y no es él. Nadie te puede obligar a que dejes de llorar...pero muchos pueden hacerte reír...

Violentamente bien...(ciclo pick up)


"La Buena Vida" Que nos va pasar...

Cara A
Ey, Qué tal?...bien...Te digo que estoy bien, no pasa nada....Es sólo que estoy un poco acatarrado... Tranquilízate, yo estoy muy tranquilo, me siento en paz conmigo mismo...si, la verdad es que estoy llevando bien esto... mi día?...pues bien, lo de siempre, he ido a la universidad, he hablado con estos. No me he tomado ni un café, he estado haciendo un trabajo pendiente....si, ese que empecé en vacaciones...no he pensado demasiado...eso es, un día monótono....estoy bien, tranquilo...con fuerza...y tu que tal?...entiendo...a mi me pasa eso también a veces...ya pasará...no, ya se que quedarse de brazos cruzados no es lo mejor...ok... pues un poco de niebla y algo de frío....ah, por allí sol no?... pues no se, supongo que para medidados de febrero...supongo que si, que algo haré, saldré por ahí...jeje algó tomaré...no, esa risa no es falsa...si, ya va siendo hora...cuídate...un beso...eso...ya hablaremos...suerte...

Cloc piiiii piiii

Cara B
Hoy estoy violento, con una violencia peligrosamente anímica. Estoy violentamente adjetivado. Me encuentro revuelto, me jodido mucho esperar el autobús. La niebla me gusta, pero no se porque. He hecho tres cafeteras y he quemado dos. Me he puesto algo de sacarina en un montón de cafeína. No tengo ni idea de que hacer, no me apetece malgastar nada de tiempo estudiando, no me siento con fuerzas para coger un libro. Estoy algo quemado de la situación, no se si he hecho bien cambiándolo todo, no me apetece salir. Estoy violentamente raro, no me acostumbro a estos días, no son monótonos son linealmente agotadores. Tengo que terminar este puto trabajo y luego trataré de esconderme bajo del edredón, estoy violent....

ring...ring...
Ey, Qué tal?..............................

Pick up


Album: Sin sentido (Prueba uno)
Cara A

Pon caras raras, todo vale, todo sirve y nadie está vencido hasta que no lo admite. Cosquilleos, ilusiones, voy a hacer de tripas corazón. El otro día pasaba por una calle cerca del río y un sesentón intentaba ligar con cuatro mujeres de su edad. Un guiño de la vida, no hay tarde ni pronto, ni justo momento. Todo es tratar de trotar sin tener que mirar atrás. Caminar ligeros de equipaje, como poetas en el exilio, sin lastre. Es posible volar si crees que no existe caida.

Cara B
Apología de la música. No me destroces el oido intentado demostrarme que Bunbury es una imitación barata de Jim Morrison y Raphael juntos, lo se, y qué, me gusta. No me seas niño mártir, no te atormentes en un vaso de ginebra, vive y deja vivir. La modernidad me toca las pelotas , me toca las pelotas las intransigentes manías de los ridiculos modernos, de las legiones de horteras que escupen letras sin sentido, vocean sobre lo cool o lo desfasado, que dos noches por semana se visten con ropas que valen más que ellos mismos y bailan al ritmo de atriumtrashmigratorio electrofashion, o lo que es lo mismo una imitación del bacalao y marisol con toques de prodigy, ¿A que jode?.

martes, enero 02, 2007

Tiritititando

Un tiroteo de nieve en polvo, al amanecer se terminan todas los rituales de esa extraña religión que profeso. Entre dos coches un ángel vomita su primer amor. Comienza la verdadera batalla, entre palabras atropelladas y martillos con sordina. Mil veces juré dejarlo, mil veces. El regusto amargo a madera tapia las lágrimas y aviva a una lengua ya de por si jaranera. Te conozco de haberte visto dos veces, pero he pensado en ti más que tu marido. Demasiado cursi, se larga hasta la más desesperada girando 180 º mis ojos. Otra noche sin compañía.
Silbo esa canción que todo solitario posee para no sentirse triste, yo hasta le he puesto letra: putos elefantes que no saben volar, disney nos mato y nadie nos resucita, dame verso y wisky, no preguntes más, te dije que no te atrevas nunca más.
Me creo tan maldito con estas gafas, que no acierto con la llave, mamá ya está despierta y ha hecho chocolate. No preguntes mamá, esta vez han ganado los martillos. Buenas noches.