jueves, febrero 08, 2007

Mejor que salga de mi teclado a que se quede en mi cabeza

Estaba tan cansado de vivir ejerciendo de si mismo que decidió sentarse sobre una piedra a esperar otra vida. Cambió el sueño, olvidó los rituales bancarios, se cortó la corbata y fantaseó con las mujeres que pasaban. No volvió a sentir la decepción de un fracaso. Admiró el rugir de las motocicletas y el petardeo de los autobuses. Durante un tiempo no le preocuparon los vecinos, las amistades, ni los niños llorones del piso de abajo. Vivía feliz entre semáforos, asfalto y templos paganos de música y besos.
Pasó el tiempo, algunos le reclamaron, otros le dieron por perdido. Finalmente cuando los del banco le localizaron fueron a embargarle la piedra. Pasada la resaca sintió que ya nada le pertenecía, se dejo llevar, se compró una nueva corbata, pagó la luz, se casó con una vecina amiga y tuvo hijos llorones. Un día paseando vieron en el cristal de una casa de empeño una piedra, su mujer ridiculizó aquel objeto, él se limitó a reprimir las lágrimas y a apuntar la dirección.

2 comentarios:

jjyyufo dijo...

hello! A Good News,google introduce a very user-friendly browser,Free download Quickly,Please visit my blog thank you

gErT dijo...

Mejor que salga de tu vida...

"Si la casualidad nos vuelve a juntar diez años después
algo se va a incendiar, no voy a mostrar mi lado cortés".