jueves, enero 31, 2008

Iros a la mierda

jueves, enero 24, 2008

A veces nos pasamos más tiempo hablando sobre discos que escuchándolos. Si algún tipo está en boca de todos nos sentimos forzados casi como una jóven virgen a escucharlo. Incluso si no nos gusta ese polvo rápido nos veremos obligados a fingir el orgasmo. Es más, puede que volvamos a darle una oportunidad,otra...otra y otra. No podemos remediarlo, nos manchamos con la mierda que otros escupen.

Lo peor es que todos tenemos discos ocultos, discos ridículos que nos apasionan, que nos ponen a mil. Discos que escondemos para que nadie los reconozca con nosotros, para que nadie nos acuse... y sin embargo el sexo sucio fue siempre el más gratificante.

miércoles, enero 23, 2008

Hoy quería escribir. Encendí el ordenador y puse música. Hoy quería escribir pero no tenía motivos. Blogger ya está disponible en hebreo y en árabe. Estaba tanteando el teclado, leyendo lo de la muerte de ese jóven actor. Quería escribir pero entré en el Marca para ver los resultados de Copa. Me distraje leyendo la crítica de un disco, me distraje comprobando la quiniela y me distraje distrayéndome. Sentí ganas viscerales de escribir. Miré si han colgado el nuevo capitulo de la serie de moda. Me puse el pijama de cuadros y pensé en apagar el ordenador. Me fui a dormir, pero antes de cerrar los ojos oí en la radio que los palestinos han reventado un muro para escapar a Egipto. Blogger ya está disponible en árabeo y hebreo.

viernes, enero 18, 2008

Tercer y último ensayo.

“En los ochenta fue la heroína. Después llegó la ruta del bacalao y las pastillas. Mirad, ¿veis esta foto? Es del ochenta y uno. A este chaval de rizos lo mató el SIDA. Se pinchaba caballo y lo de las jeringas aquellos años fue una epidemia. Eso sin contar con los que se mataron con el coche volviendo de alguna discoteca”. El profesor siempre asiente nostálgico. Sus ojos han visto enterrar a más de un antiguo alumno. Lo peor son los padres se repite. Le gusta enseñar esas fotos en clase, para que sus alumnos le pongan rostro a la muerte. Después vuelve a guardar ese álbum en algún rincón de su casa y no lo saca hasta al año siguiente.

Cuco las había visto hace tiempo. Muchas veces, cuando al encender la videoconsola aparecía un mensaje de la asociación de ayuda contra la drogadicción, se acordaba del brillo en los ojos de aquel chaval con rizos. Le habían enseñado a odiar las drogas y el las temía. Le habían enseñado a rechazar los caramelos y a evitar a los desconocidos. Sin embargo, cuando creció también le enseñaron que las drogas estaban prohibidas y aunque al principio Cuco creía en la ley, después la simple sensación de fantasear con traspasar la línea del mundo de los vivos se la ponía dura.

Ensayo para n1. 2. Presentando a Cuco

"El cuco es un pájaro que visita los nidos de otras especies y se come sus huevos. Después coloca el suyo en el nido. A partir de ese momento, las crías no sabrán más de sus progenitores. El cuco polluelo romperá el cascarón en un nido de otra especie y se alimentará de la boca de un ave que no es su madre... "
Y asi fue como la vida de Miguel cambió para siempre. Aquel día en que la profesora de conocimiento del medio explicó el maravilloso mundo de las aves un grasiento chaval ahogó en su papada un lamento. "Joder, como el Miguel que siempre me gorronea el bollicao" Y probablemente no fuera la intención de aquel niño obeso colocar un cartel de por vida a su amigo pero hay veces que para no ofender es mejor callarse. Tarde.
Miguel creció con aquel extraño sobrenombre. Un sobrenombre que se hizo fuerte en su salto al instituto. Tal vez, como el polluelo del cuco, Miguel sólo era un ave en otro hábitat, esperando ser alimentado para volar a otro nido, un nido lleno de animales de su especie.

Ensayos para N. 1

Al Senta (apodado así por su afición al licor clandestino) le han parado. Tardó poco en comprender que no era la policía la que le obligaba a dejar el coche en la cuneta. Le están apuntando en la sien con una pistola, "Por qué coño les llamarán armas de fuego si estan jodidamente frías, cualquiera diría que esta mierda se va a poner a disparar cubitos". Al Senta le han golpeado la cabeza con la culata pero no ha perdido el conocimiento. No le está pasando toda la vida por delante, no ve una luz al final y ni siquiera ve un túnel. Al Senta le han dejado sin ropa en mitad de una vía de servicio. Se han llevado su coche y todo lo que tenía. En realidad al Senta lo único que le preocupa es qué cojones va a hacer ahora que se ha quedado sin Audi con sus llantas nuevas por qué "¿A quién se supone que tengo que llamar cuando me han robado la coca?"

jueves, enero 17, 2008

El portero no les dejaba pasar y Jorge les dió la mano. Una vez dentro se fueron con sus otras amigas, que tienen la misma edad pero más escote. Nos acercamos a la barra donde siempre pedimos wisky de distintas marcas que saben a la misma mierda. Es un ritual. Giramos por todo el bar mientras ensayamos gestos o frases: Nos la suda que no nos hagan caso. No hemos pagado para entrar pero nos gusta llamar a la puerta del cielo. Probablemente terminemos rezumando alcohol como cubas tumbados en la misma cama. Volveremos en el mismo N poyas y apoyaremos nuestras cabezas contra algún sucio cristal. Padezco una mala resaca. No puedo dormir. De todos los sueños fugaces que he tenido, aquel en el que Balboa me cruzaba un puño era el más real.

miércoles, enero 16, 2008

"La sangre aún me hierve..." Los enemigos.

Aquellos baños estaban llenos. Nadie meaba, una pareja de siniesttros follaba tras la puerta y otros chavales con pinta de empollones se fundían una tarjeta a base de rayas. Pepe me dijo que nos fuéramos a mear a la calle. Las gotas nos salpicaron las zapatillas, nos la sacudimos y volvimos al antro. Con la gente ocupada en la droga y el sexo, a nosotros nos quedaba todo el rock and roll. Bailamos alguna canción rancia en la que probablemente me quité la camiseta. Nos entró la vena suicida y yo tiré un cubata contra el suelo, me corté y después la sangre de la mano me manchó todo el pantalón. La calle estaba llena de mierda y en el metro un tipo duro con pinta de duró me saludó con colegueo. "Tronco, hay veces que es mejor partir caras a que te partan el corazón".

Lanzando sentencias

"No hay más pobre que el nieto de un rico"

"Tengo la vida en punto muerto pero aparqué cuesta abajo"

"El amor le anestesiaba el hambre, por eso estaba tan gordo"

martes, enero 15, 2008

Vía de escape.


Todos los días se levantaba. Todos los días se duchaba y se afeitaba. Todos los días leía el mismo periódico de todos los días. Todos los días entraba a trabajar cinco minutos antes y tomaba el mismo café de máquina de todos los días. Todos los días salía a fumar dos pitillos en la hora del almuerzo. Todos los días recogía a sus hijos del colegio. Todos los días regresaba al trabajo después de comer y revisaba las cuentas de todo el año. Todos los días llegaba a casa cansado y cenaba mientras charlaba con su mujer. Todos los días se acostaba y cerraba bien fuerte los ojos para que aquel periódico de todos los días mañana también cambiara de noticias...

lunes, enero 14, 2008

La noche. Follar. El jodido rincón donde los chinos te venden veneno. A Carla todavía le queda dinero para un taxi. La noche. Dormir sin vomitar. El rimel corrido y las medias rotas. Tus padres seguirán pensando que eres un ángel que llega a casa después de las tres. La noche. No recuerdas con que te golpeaste la pierna. Perdiste el último número por no apretar bien una tecla, aquel chico te gustaba. La noche. Follar. Marta a vuelto andando a casa. Sus abuela le seguirá dando dinero para el cine pero el wisky y la cocaína no mezlcan bien en tu cabeza. ¿Cúantas veces te habrán tocado el culo?. La noche. El jodido rincón donde los chinos te venden veneno. El wisky. La coca. Follar. Todos los semáforos están en rojo pero no hay coches en tu calle. Metes la llave y escupes contra el lavabo. Otra noche: La noche. Mañana tus padres no te despertarán hasta la hora de comer. Descansas. La noche, tu batalla, quedó atrás.

jueves, enero 10, 2008

En el cajón

Desde mi ventana veo el mar y desde que el viento no sopla el agua descansa tranquila. Me costó aprender que lo que más perjudica en el tabaco es el carmín. Pero cómo iba a saberlo si de todas las adicciones que he tenido tu siempre fuiste la más real. Ahora ahorro en tinta lo que antes malgastaba en cabinas. Y tu estás en la otra orilla. Desde allí no se ve mi casa, enjaulada en un gris recuerdo que alivia ovlidar.

Y perdido frente al horizonte negro de las noches sin luna me siento a contemplar el camino por dónde te fuiste. Yo no era consciente y te busqué, sin terner conciencia de que cuanto más quería tocarte más te alejaba de mi cuerpo. Ahora ya no persigo la raya de nostalgia que tu partida dejó en el agua, sólo cuando en agosto las estrellas llueven pido, alguna vez , que el tacto de tu pelo no descanse nunca más en mi regazo para cuando te marches pueda dormir con su ausencia.

Por lo demás, han vuelto han salir aquellas flores que tanto te gustaban. Ni tu adiós ni el veneno del vecino pudieron con ellas. Han arreglado el semáforo donde un coche te arrancó la falda. Nos han subido los impuestos y he encontrado un trabajo que me permite tener tiempo libre para hacer lo que quiero, aunque todavía no he decidido que quiero. He dejado como siempre la llave bajo el felpudo por si alguna vez vuelves a por tus cosas.

P.D. A dónde te mando esto...

miércoles, enero 02, 2008

AUNQUE TU NO LO SEPAS (Luis García Montero)

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminado
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos...

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.

También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuanto te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.
Así he vivido yo,
como la luz del sueño
que no recuerdas cuando te despiertas.


Y entonces, a leer aquello, sus pequeños y carnosos labios de wisky sintieron que una lágrima de soledad rodaba por su mejilla. Su alma de poeta suspiró un suspiro quejo. Ojalá lo hubiera sabido antes.

Subsuelo

"Se dejaba llevar, se dejaba llevar por tí..." A.Vega
Ella a ratos escondería bajo tierra su dirección para que él no pudiera encontrarla. Él tapiaria sus ventanas para no verla pasar. Pero a ratos ellos se abrazarán a salvo del resto del mundo bajo alguna luna en una noche fría. Él a ratos se sentaría en algún cráter de Marte para no tener que brindar por los dos y ella trataría de taparse los ojos para no ver lo que no quiere mirar. Ella no le saludará y él preferirá que ella no le salude. Pero a ratos ella le besará con inocencia la mejilla y él creerá que de todos sus besos ese, ese debería estar prohibido.
A ratos les gustaría no haberse conocido y a ratos se dan al gusto de reconocerse. A ratos ella fusilará su recuerdo y él hará castillos de naipes con las cartas que nunca le mandó. A ratos ambos desearían un simple hola y adiós, pero otros ratos ambos se desean en algún rincón oscuro. A ratos ella construye una puerta por la que escapar y el busca algún cristal para fugarse, a ratos ambos se evitan pero, a ratos, inevitablemente se encuentran.