sábado, enero 13, 2007

El orden de factores


Cara B

A cara de perro, te he evitado a conciencia al tiempo que te escribía cartas invisibles con la esperanza de que las supieras leer. No tengo el alma suficientemente corrompida como para llevar sombrero. El precio de la gasolina ha vuelto a subir y me he quemado la lengua por el ansia de comer una parte de tu corazón directamente de la sartén. En la calle una puta llama crío a un crío que se estaba haciendo el hombre con ella.

A estas alturas de la noche todos los besos son nidos de bacterias, un pianista aporrea un instrumento que sabe mentir y nos hemos reído de dos perros que paseaban a una vieja. Alguien a propuesto elevarse a otros altares mayores que el alcohol pero no tenemos tiempo ni dinero para seguir tentando a la suerte.


Cara A
He vuelto al mismo sitio, al que he ido tantas veces, me he sentado sobre una pila de cazadoras y he meado apuntando contra la tapa, olvidando que aquí no había tapa. He escuchado otra vez esa canción de los Red Hot y he bebido wisky de garrafa al precio de mi vida.

Hay policías espectadores de comedia, mujeres esquizofrénicas y pistas de baile. Chicas de biblioteca atormentadas por su nota y parodias de Elena Anaya. El billar sirve de cama, las apuestas se doblan, mañana será un día duró mezlca de vino y coca cola. Alguien pidió papel y todos miramos con el rabo del ojo lo que llevaba entre manos. El humo me empuja a casa, tengo que andar en circulos antes de entrar, no recordaba haber dejado mi cuarto tan desordenado, hace media hora ni siquiera recordaba mi cuarto.

No hay comentarios: