domingo, febrero 12, 2006

el uno entre muchos...la suerte bisiesta


Gracias a Marcos me he enterado que la posibilidad de que te caiga un rayo en la cabeza es de una entre seiscientas mil. Un rayo, en la cabeza... seicientos mil. No se por que pero ha de tocarme a mi. Un rayo que me cambiará... y entonces


Pedirá cuentas la noche,
pasará por caja la tentación
yo dejaré en prenda mis derroches
venderé mi alma en un mercadillo de ocasión.
Olvidaré que las horas fueron eternas
y en ellas fuí yo un animal ya extinto
dejaré a un lado la alaquimia
el hielo la cola y el vino tinto.
Me convertiré en un humano perfecto
un hombre insípido y usual
dos mas dos serán cuatro
nunca me pondré en tu lugar.
Me gustaba ser sombra, buen sombra
para dar cobijo a la ciudad
pero la ciudad despertó mi sueño
se me olvidará la palabra dudar.
Cuando la luz atraviese mi cuerpo
ya no caminaré de resaca en fiesta,
seré el uno entre seicientos mil
por que tengo la suerte bisiesta.

4 comentarios:

Victor Bisiesta dijo...

ya que nombras a nuestro grupo.. te invitamos a que te pases por nuestra web jejejje

www.bisiesta.tk

y nos oigas aqui www.myspace.com/bisiesta

¿quién sabe?! alomejor te mola... Un Saludo y mola mazo tu blog. :D

jorge dijo...

Para que esperar al rayo?

Pdta: Bisiesta no se, pero con la suerte que tienes, lo del rayo estaría entre tu y lanfus.

gErT dijo...

hay veces que la suerte (incluso la bisiesta) es buena. Es más, yo creo que la buena suerte es la bisiesta, porque es la que viene menos...

un abrazo enormeeeeee

Idiomalicantino dijo...

Bisiesta o no, la suerte en ocasiones no es ajena, si no que la construye uno mismo. Bisiesta o no, cuando la suerte no pregunta, es mejor guiarse por los instintos y abrir los brazos a todo lo bueno que nos llegue. Bisiesta o no, si la suerte no camina a nuestro lado es cuando empezamos a crear nuestro propio azar. Que no decidan por tí mi hombrecito. tq.