domingo, octubre 16, 2005

Las neuronas también se comparten

EJEMPLO NUMERO 1
GERT

Amigo. Acaríciame el alma. Revuélveme el pelo. Yo también soy aire, pero no me muevo. No soy viento. Y meces los árboles, soplando, soplando, como si todo fuera tan sencillo, como si no supieras hacer otra cosa.
Éste es el momento para revelarse contra ti, amigo, contra tu brisa y tu cierzo, contra los alisios y los ponientes
UQBAR
No eres piedra hermano, muévete y moviliza. No hagas como Penélope y esperes la noche para destejer lo tejido durante el día. No dejes que te arranquen de tu juventud sin haber sido sueño, solo piedra.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Las neuronas y a veces hasta el vestido, hermano.

gErT