viernes, marzo 24, 2006

Reflexiones a los 20

Llegados a este punto me doy cuenta que sigo teniendo más preguntas que respuestas. Eso sí he descubierto que hay muchas cosas que no son ciertas. Por ejemplo:

El deporte es sano... hombre... sano sano...muy sano lo que se dice no es. Qué se lo pregunten a mis cejas ,rotas al igual en baloncesto que en futbol, o a los tobillos ajenos maltrechos por esguinces. Incluso a algún mequetrefe de delantero que ha terminado chocando contra mi, siempre muy a sui pesar. Hasta los objetos inanimados sufren...aun recuerdo aquel poste que no supe esquivar...la respuesta es no, no se rompió.
El trabajo es gratificante. Quizás para un amable broker de la bolsa de Madrid lo sea, en cambio yo os puedo asegurar que para un estudiante en prácticas no lo es mucho. 100 euros al mes... si los divides por las horas trabajadas te dan 0.8 € la hora... coño! si hasta un parquímetro cobra más que ... y está quieto... Lo que si que es cierto es que aprendí... aprendí mucho... en fin aprendí que mejor ser alegre estudiante en prácticas que triste aunque amable broker de la bolsa de Madrid.
Estudiar es práctico.... señores eso es pura teoría... Teoría de la publicidad, de la información, de la comunicación, de las Relaciones Públicas...eso sí relaciones púbicas a mansalva.... aquí la única práctica establecida es la del bebercio exterior en otras palabra Botellón. Y como en toda práctica que se precie o te buscas la vida o no encuentras sitio para hacerlas...
El tiempo pone las cosas en su sitio... pues que se de prisa que al paso que vamos no nos va dar tiempo... esto no hay que matizarlo... yo por mi parte aun espero que cierto libro fagocitado vuelva a su sitio pero me da que el tiempo no se va a molestar en hacerlo.
La Facultad no está de vista... eso si que no... nuestra facultad es pasen y vean...tendrá los planos de una cárcel pero vaya presos y presas que hay en sus celdas...siempre ciegos siempre a tope...
aDiOs
En ausencia de ideas falacias ocurrentes

2 comentarios:

Rôvënty dijo...

Somosseres inconclusos que hace tiempo dejamos de buscar nuestro destino. Somos almas errantes con cerebros desgastados por miles de teorías que nunca sabremos para que sirven. Las prácticas de Pastoriza, las batallistas de abuelo de Saghún o las coñas escatológicas de Fajardo son apenas susurros de colores en nuestra gris monotonia. Los hombres grises nos rodean. Yo soy un hombre gris. ¿Dónde esta Momo? ¿Dónde estás Pastoriza?

Idiomalicantino dijo...

jajaja muy bueno torres....lo cierto es que lo bueno y malo de estudiar periodismo es que uno termina sabiendo un poco de todo, es decir,NADA. Sin embargo, es feliz, como siempre tú remarcas, durante cinco años que otros pasan dibujando mentalmente la moqueta de su chalet adosado...en fin...