viernes, septiembre 22, 2006

Hoy


Hoy he bostezado, he abierto los ojos, me he rascado la cabeza. He soñado que una bandada de pájaros volaba rumbo al sur. La canción más triste rompía todas sus cintas. Hoy me he despertado con ganas de Paz, hoy he mirado más allá de mi pequeño cuarto, más cerca del lado izquierdo del pecho y he encontrado gente que me miraba a los ojos desde sus ojos líquidos.
Ésta mañana he abierto mi ventana y allí estaba el Sahara, Iraq, Argentina, un húerfano, mi barrio y dos vecinas que enviudaron. Hoy, en mi balcón, todos los niños soldados del mundo disparaban caramelos al aire, los vestidos negros de solteras octagenarias mecían a los nietos que nunca tuvieron, hoy los estudiantes empezaban el curso revolcándose en la hierba, hoy no pensé en mi y caí en la cuenta de que puede haber otro Mundo escondido tras mis cortinas.
Hoy le eché un piropo a la Libertad y ella me guiñó un ojo, hoy supe que a veces los cambios no consiguen cambiarnos y seguimos guardando nuestra esencia, hoy pensé en ti y supe que tu también pensarías lo mismo...

4 comentarios:

gErT dijo...

Hoy me di cuenta de que luchar por el mundo me da igual si no te tengo a mi lado...

Qué lejos están 402.3 kilómetros para darse la mano.

jorge dijo...

Es nuestra obligación moral legar a las siguientes generaciones un mundo mejor. Y es precisamente el coraje moral es el único heroismo en la Tierra que no reclama víctimas ajenas. Juntos y sólo juntos, quizás podamos hacerlo.

Idiomalicantino dijo...

Tengo el corazón dividido. Siento el amor a un padre que cree de forma pragmática en la defensa de las naciones y que de puertas para
dentro es el ser más noble y generoso de los que jamás he podido conocer. Siento el amor por todos aquellos que merecen vivir y disfrutar de su libertad igual que el resto.

Suena conformista y maquiavélico, pero sigo pensando que la injusticia es un cáncer social que jamás lograremos extirpar, porque su causa (el egoísmo) es connatural a la raza humana.

Anónimo dijo...

ojala todo fuese tan facil como cerrar los ojos e imaginar un mundo en paz. pero la realidad es mas complicada que eso, quizas es lo que la hace tan magica y tan cruel en algunas ocasiones.