jueves, septiembre 28, 2006

Bicis/Alas/Fronteras

Los niños pedalean, sin ahorrar en esfuerzos, remontan las cuestas a golpe de manillar, poniendo todo su empeño para llegar a lo más alto, arriba, sin importarles que el plato esté roto o que el barro salpique en la espalda.
Si se les sale la cadena, pedalean más aunque no avancen. Da igual que llueva, ellos siempre quieren galopar con sus bicicletas, más allá de las nubes, tal vez esa sea la verdadera libertad, la de la canción. Pienso que así fue como yo la conocí. Si no entiendes el significado de las fronteras, no existen.
Ahora supongo, que en la evolución del hombre, un momento importante, aunque regresivo, es cuando el humano se baja de la bici. Entonces todo deja de ir sobre ruedas.

1 comentario:

fmop dijo...

La libertad en la infancia existe porque ignora que el mundo, el tiempo, la vida es limitada. El desconocimiento de las cosas hace que la mente construya una realidad propia.

Los límites de la imaginación son las fronteras que cada infante determina.

Lo que se puede hacer es conservar algo del niño que fuimos y usar la imaginación de otra manera. No hace falta ni cortarse las alas ni bajarse de la bicicleta. Sólo variar algunos objetivos e inventar nuevos trucos. Sólo los que dejan de nadar son arrastrados por la corriente.