miércoles, marzo 26, 2008

II

Ella
me retiró
el saludo
pero para entonces
yo
ya le había
retirado el recuerdo.

4 comentarios:

Sandra Garrido dijo...

Siempre hay un después como dice tu cabecera, y un antes y un ahora, y ahora estoy disfrutando en este lugar..el que acompaño para que no esté tan solo.

UN abrazo

Enredada dijo...

como me gustaria que algunos de mis recuerdos fueran retirados... así no los tendría, y no dolerían tanto.
besos

Eloi BLQ dijo...

los recuerdos nunca nos abandonan del todo...

es el poder de la mente, del pensamiento, cuando menos te lo esperas aparece algo que habías olvidado (retirado)

gracias por el comentario en el blog, a primera vista veo que el tuyo es un blog que mezcla poesía y relato, intentaré ponerme al día un poco, me apetece

un saludo
blq

chimita dijo...

De todas formas, para qué quieres el recuerdo de alguien ke te retira el saludo?
Además está bien, pk kien te retira el saludo lo hará pensando en herirte y sin saber ke a ti eso ya no te supone dolor alguno