domingo, marzo 30, 2008

V

Me siento
en la Circular,
asiéndome
al recuerdo
de una noche,
la otra,
en la que yo
no quise
aprender a volar.
Pero,
me costó tanto
encontrarte
que
cuando te ví huir
mis alas torpes
se desplegaron.

2 comentarios:

pulgueta dijo...

De poco te servirían las alas entonces si ahora usas tus plumas para revivir su recuerdo.

pulgueta dijo...

De poco te servirían las alas entonces si ahora usas tus plumas para revivir su recuerdo.