domingo, septiembre 12, 2010

Domingo Post Mortem

He salido de casa rambla abajo
del agua ya no quedaba ni rastro.
Después, me he parado frente a una tienda de espejos
todos los reflejos estaban vacíos sin ti.
No he podido evitarlo
he recordado como cantabas con los ojos cerrados
girabas peligrosamete sobre tu eje
y todos los ojos se peleaban por mirarte.

La calle que ayer estaba invadida
hoy ha firmado el armisticio del domingo.
Aun así, en el suelo todavía pasean tus huellas
acariciando el asfalto por el que caminamos
evitando pisar las palabras que nunca te digo.
Las he oído explotar, pero ya no servían de nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te has ido

Uqbar dijo...

¿cómo?