martes, agosto 08, 2006

Obseso


Un punto de fuga, mi adiós. La obsesión terminará por soterrarme como una vieja vía de tren, una vía por la que ya no pasa nadie. Me he visto tantas veces marchar, que soy extraño a mis propios ojos. Tengo la mente desfigurada y unas lágrimas heridas diluidas en vinagre.

Siento vergüenza de mis actos, mientras, en la oscuridad será de otro el baho del cristal de tu coche. La luna quiebra mi cama, partida por la mitad de tu ausencia, tengo muy poco techo para tanta noche. Me gustaría galopar sin esquemas, pero no es vida todo lo que reluce, y soy un potro desbocado con planes truncados.

Me escondo entre la maleza para no ser visto, me robo el sueño y te arranco las fotos que colgué hace años. Es inútil, siempre vuelven a su pared ¿y ahora qué?, y ahora que ya me sabía tu cuerpo de memoria no puedo tocarlo. Prefiero no besarte a tener que hacerlo en la mejilla. Nos hemos perdido, buscándonos no nos hallaremos, mejor será huir, quizás nos encontremos en nuestro punto de fuga.

6 comentarios:

eno dijo...

a veces es necesario ceder nuestro corazón al destino y dejarnos llevar lejos de lamentos, sólo esperar a ver que pasa para así retomar, pasito a pasito, nuestro camino; y si el tiempo no hace coincidir dos puntos de fuga, no pasa nada, sólo intenta decirnos que debemos seguir caminando hasta la siguiente parada

fmop dijo...

Ya lo escribió Cortázar: "Si he de vivir sin ti que sea duro y cruento".

jorge dijo...

Cada mañana alguien me observa a través del brillante tapiz que me saluda mientras cepillo mis dientes. No habla, ni intenta hablar...sólo parece tratar de aprender; de mis movimientos, mis miradas, mis susurros, mis lágrimas. Nada, quizás se prepare para sustituirme, cuando un dia de estos me de a la fuga.Quizás su vida no consista en nada más que maldecir la distancia que le impide acariciar mi cuerpo.Quizás sea yo quien se prepare para ser él; llano y simple; inocente; nada. Quizás él yo y yo él. Quizás no sea nada. Nada yo, nada él, nada nada.
(ni yo me entiendo)

gErT dijo...

las fugas sólo son una manera de poder encontrarse al fin. Fuguémonos los dos por este barrio que también podría ser el tuyo, entre cañas de cerveza o litros de malditos licores envenenados...para poder olvidar por qué un día tuvimos que fugarnos y mudar de corazón.

Idiomalicantino dijo...

Tus soldados no son flores de madera; somos todos los que te queremos y te ayudaremos a galopar con esquemas diferentes, para que seas el jinete despiadado y fugaz que, vanidoso, se ríe de la vida y sus caprichos.

Anónimo dijo...

....quizas nos encontremos algun dia pero hasta entonces demuestrale al mundo lo que me has demostrado a mi:que hay veces que puedes ser el mas maravilloso de los sueños!Dejate llevar CARPE DIEM, es nuestro lema ahora y xa siempre....