martes, enero 13, 2009

Me viene el amor,
ya lo siento doler
en las esquinas del silencio.
Llega, ya llega,
como un temporal
donde el único frío
es el miedo a la asuencia.
Ya me viene
y empieza a doler.
Si hiere antes de llegar
que importará de quién.
Sólo es la soledad de un corazón
frente al enigma de una mujer.

7 comentarios:

Laura dijo...

Es lo que sucede cuando se tiene atragantado un recuerdo, un nombre, un hombre o una mujer.

Abrazos

jorgeimer dijo...

"Roberto era consciente del azar que rige siempre los encuentros fortuitos de dos personas que, con ojos cerrados, desean reconocerse. Y es normal, pensaba, llega un momento en que se es consciente de que la empatía es fruto mayoritariamente de la necesidad y no de una extraña conjura interplanetaria dirigida a unir dos almas paralelas"

Punto y Coma dijo...

No todo el amor duele. A veces, cuando el destino quiere, duele un poquito menos.

Un saludo!

Me quedo por aquí...

asfihsfoi dijo...

Muchas veces el silencio nos hace ver cosas que ni los ojos son capaces de captar.

Un abrazo:)

Enredada dijo...

Y como duele... y como sangra.
Te quiero

Incomprendida dijo...

Qué duro es el amor... nadie dijo que fuera fácil... de hecho no he leído historia de amor que no contenga algo de dolor. Muy bueno! me ha gustado mucho.
Bs

Nayuribe dijo...

Duele antes de llegar?? Mmm... eso es duro, pero si logras ser correspondido va a ser bello...
Besos