martes, agosto 12, 2008

Alivio marino

Bajo del mar
siento que al menos
mientras mis pulmones aguanten
puedo evadirme de la superficie
donde hay aplausos y laureles
para los que vencieron haciendo trampas
Ahí arriba la mentira
es una verdad tan cotidiana
que da asco reconocerse
en el reflejo deformado
que ofrecen las ventanas.
Sin embargo en el agua
la calma impacta de lleno
en el espigón improvisado de mi cuerpo
y al zambullirme
dejo que el silencio del mar suene
mecido únicamente en mi cabeza
por las esquirlas marinas
que dejan las olas en la resaca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay nada como alejarte de algo o alguien para que sea tu fuente de inspiración.
sin duda tu serias un estable espigón en el puerto.
1abrazo purpusito y ala próxima nos dedicaremos más tiempo.

Enredada dijo...

reconocerse, aveces es muy duro...pero sano