sábado, junio 17, 2006

Distancia

Jueves por la tarde. Llueve. Ella espera el bus y mira el móvil, ayer él le dijo que no vendría. Vigo parece más gris entre semana pero un fin de semana de cada dos sale el sol y apetece vivir en la playa. Sin embargo hoy es fin de semana par y él no vendrá.


Toda la semana durmiendo abrazada al móvil, deseando que la contabilidad solo sea una pesadilla y al despertar él le diga "Cu, te he hecho un dibujo". Pero nada, es jueves, y otra vez sola de vuelta a casa. Si nada cambia cuidará a unos rapaces mientras sus padres se divierten. Con suerte le llamarán de la agencia de azafatas.


Se está haciendo de noche, no sabe si llamarle. Piensa: "claro esta semana no juega el Celta, por eso no viene, es lo peor, no puedo seguir así". Su cabeza piensa y piensa, vuela soñando con el tacto de un pelo rizado por la sal.


Al final marca su número pero él lo tiene apagado, idiota. Tiene frío y el mar ya se ha tragado el Sol. La soledad es el peor sentimiento del mundo. Mañana remoloneará en la cama, pero no podrá esperar su regreso de Ío. Da por perdido el fin de semana.


Se va a la cama, sin poder hablar con él. Odia la vida. Sin embargo, ella es a veces ingenua. A las siete de la mañana suena el teléfono. "Cu, despierta, ya estoy en casa". No se lo puede creer, le ha vuelto a sorprender. Él está en Vigo y parece que los fuegos artificiales exploten en el Castro.


Así son las relaciones a distancia, incomprensibles. Sólo sus protagonistas las entienden. Yo sólo se que cuando el amor viaja en Autores tiene nombre propio. Él, Pablo, ella Alejandra.

2 comentarios:

jorge dijo...

Buena idea esta de los videos musicales. Espero que no te moleste si algun dia te plagio al idea - o alguna de esas fasntasticas historias que escribes ultimamente-.

Sylviariel dijo...

No regreso a la arena de nuestro agosto
Tengo miedo de respirar el aire del mar
Quizás tiene ganas de verme
Aquel por el que temo respirar

...Y sólo quedó sal en Samil...