sábado, junio 17, 2006

...y después...


Después de los deberes sin hacer, crucigramas de El País, después de cinco años de cuadernillos Rubio, caligrafía cuneiforme. Tras cursos de problemas matemáticos aprendí a contar amigos con los dedos de las manos. Al termino de una cerveza, otra. Después de una noche que se preveía sin ánimo, anécdotas y resaca.

Después de que cierre el último bar vuelo en buho hacía mi nicho. Cuando se terminan exámenes se queman apuntes en las hogueras, mediterráneas por supuesto. Después de nochevieja, año nuevo. Después del amor, quemaduras de tercer grado. Después de ti, tú. Después de mi, canciones de Calamaro. Después de después, mañana por la noche en tu cama revuelta.

Tras siete vidas muere el gato, al acabar la noche las abuelas se levantan, los nietos se acuestan y nosotros...somos caso aparte. Detrás de buenas intenciones en lugares oscuros, hay un montón de ropa al pie de unas sábanas. Y detrás de la pantalla de éste blog la libertad me espera siempre más allá del Sur...

No hay comentarios: