miércoles, septiembre 10, 2008

The end

Dicen que, tal vez, el mundo acabe esta mañana. Suena a otra excusa. El enésimo toque de corneta para el juicio final estalla en los televisores. Parece que cuando la historia no sabe que decir calla, así adormecemos nuestras conciencias a la hora de la cena. Mientras, el planeta se pudre por las rendijas del cinismo. Oímos la lluvia salpicar en nuestras ventanas pero omitimos la llamada de auxilio de un hombre al que se le calan los sueños o el rugido de un niño perdido en la mañana. Guardamos silencio... pero esta vez no hablar ya es decir. Tal vez, un choque de partículas termine con nosotros y acabemos siendo un cromo en el sobre de estampas de especies extinguidas. Es irónico invertimos millones de euros en alcanzar nuestro fin. Es el máximo esplendor del civismo: la civilización engullida por la civilización. No temais, no es nuevo, el agujero negro lleva mucho tiempo tragándose a la Tierra.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"la civilización engullida por la civilización", otra prueba más de que la estupidez humana no tiene límites.
kbs