martes, noviembre 07, 2006

Más lluvia...todavía más lluvia

Tras limpiarlas con la camiseta se coloca las gafas bajo la lluvia. Mitiga el camino a casa en el último cigarrillo de un paquete arrugado en el bolsillo. El humo le hace toser ideas, en la primera arcada sueña con el sol dentro de su habitación, en la segunda repite los errores de todos los amores, que son el mismo con distintas caras, no hay tercera, sólo una amplia calada de intoxicación consentida.
La vida se apaga al compás de una palmera de agua que salpica hasta la última gota del poco ánimo que le quedaba, el coche sigue su camino y allí, calado, frente al letrero de un Bar al que se le ha caído la A se sienta sobre un charco. Más vacío que el hemiclo en día de partido, como las leyes absurdas que nunca se incumplen, llora y todo cesa bajo las nubes.
Un barco de papel viaja surcando una pequeña rambla en el adoquín, lo toma y lo abre..."estoy detrás de ti"... mira tras su espalda y nadie se asoma, al volver a su postura ella le aparta el pelo de la cara y le besa la frente, después huye. Nunca antes la había visto pero ya tiene suficientes razones para amarla...

3 comentarios:

MaFalDa dijo...

No se si existen razones para amar... Supongo que se ama porque se ama, porque hay algo en ella, por esas ganas de encontrar a alguien...
No son razones, son sentimientos. La razón en el amor sólo sirve para hacer más difíciles las cosas, mitiga la exposión de sensaciones.
Un besito muy grande desde Lille.

(Menos para reencontraros todos en Tribunal...)

Eno dijo...

(ains)
suspiro
sin más

Uqbar dijo...

No. Son razones, que para eso lo he escrito yo. Jeje, razones o motivos, no es la razón en el amor, es la enumeración de los motivos por los cuales existe amor...me he convertido en un mal escritor...persiguiendo al lector para explicar mi texto...