sábado, noviembre 04, 2006

Peleas con la almohada

¿Es qué no hay sueño en este rincón del planeta? Mi almohada me planta batalla, yo le abrazo, no quiero que se escape.
No te vayas almohada, te abrazaré hasta que la mañana nos dibuje un nuevo cielo. Por favor, tengo miedo a no encontrar motivos para despertar si concilio el sueño, no me abandones, quédate conmigo. Ya se que son las tres menos diez de la mañana y todavía no te he tocado pero es que no consigo que los párpados me pesen.
No te marches, te lo suplico, no quiero sentirme solo, aquí tumbado sin ti, quédate a mi lado. Quédate hoy, que mirar al futuro es encontrar un espejo en el que se refleja el pasado. Tengo trabada la mirada de tanto imaginar cosas que no debo, te lo ruego hazme compañía.
Necesito pisotear el ayer...protégeme de esos sueños, esos malos sueños que me asfixian, acercame una piedra y dame fuerza para romper el cristal que me impide avanzar, estoy harto de golpearme siempre contra los mismos muros transparentes, haz que pase de todo... haz que todo pase.

1 comentario:

gErT dijo...

Lástima que las almohadas sean tan pequeñas y de que no hablen.