viernes, abril 11, 2008

XIII

Ahora
que mis dedos madrugan
y en la calle llueve,
yo no uso paraguas.
La vida que no tengo
pasa tan rápido
por debajo
de tus sábanas
que al despertarme
las gotas que salpicaron
nuestro cristal
ya estaban secas
y el mar de deseo
que agitaban
para tí
mis brazos
quedó en calma.

5 comentarios:

chimita dijo...

Mira, este es de los ke me cuesta entender. La vida ke no tengo pasa por no se donde? Pero si no la tengo! En fin, para que sea de alguna utilidad mi comentario, creo que "ti" no lleva tilde. Besazos

chimita dijo...

Ten cojones a borrar una letra!

Cariátides dijo...

Precioso poema

Enredada dijo...

hermoso, como todo lo que escribís...

Anónimo dijo...

ahora
que tus besos no son cosa mia
que escribes con otros tu biografia...
q bien t esta sentado el wisky de madrid...
1 abrazo kbs.