domingo, abril 13, 2008

XV Distancia

Hay poemas deformados
por el humo,
un humo gris
que nos ayuda
a no empujar
letras en la almohada
hasta formar
el nombre de una mujer
o el de un hombre.
Personas que no están
o que nunca estuvieron
pero a los que guardamos
sitio en la cama
por si deciden visitarnos
antes de dar
el último beso
a esa llama
que se acerca a la nariz.

2 comentarios:

Enredada dijo...

siempre guardando un lugarcito...en la cama, o el los sueños, el tema está cuando no viene nadie...
Rox

chimita dijo...

Ey, pues yo no he estado nunca en tu cama. Guárdame un sitio que voy!! Pero sin besicos eh????