jueves, julio 03, 2008

LX

Mis malas maneras afloran
al ritmo con el que agoniza el reloj
ya se,
no debí llegar a este punto
pero una vez llegado
de nada me sirve la queja
y mis llantos se perderán en la nada
estoy sólo porque quise
pero dime,
como puede estar un león
que acaba de apartarse de la manada.
Y tu que no quisieras quererme
te preguntas si yo ya no te quiero
después me reprochas que siempre quiero más
y tengo miedo de no saber vivir con menos
estoy huérfano de tus labios
me siento perdido sin tus besos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tus letras duelen pero son inmejorables, tanto que duelen.