martes, julio 08, 2008

LXII Mis miserias

A veces salgo a la calle
cuando nadie puede verme
camino sin rumbo pero con decisión
hasta ningún lugar, a ninguna parte.
Se que dije que la vida es morir o amar
pero es más morir si ves en las aceras
como se aman a gritos el resto de mortales.
Después, al llegar el toque de queda
me reconozco con periodística objetividad
en los espejos que pueblan mi casa,
según se mire tengo los días atrofiados
o se me despiertan las noches insomnes,
ensayo a puerta cerrada frases de rencor
pero después se escapan por la ventana abierta
me pierdo tratando de olvidar palabras
que vienen envueltas en una voz de mujer.
No se vivir a medio gas
y dice el mecánico que cambie
o que así mi motor no durará
pero quién quiere cambiar
cuando todas las curvas posibles
te acercan sin remedio al final.

2 comentarios:

Purple Haze dijo...

Muchas veces es bueno caminar solo, de esta forma encuentras el verdadero camino, tu camino y al final sabrás que la espera ha merecido la pena. Camina con paso firme, muestra tu ser y tendrás lo que mereces, todo.

Enredada dijo...

cambiar o no solo por vos...