viernes, mayo 30, 2008

XLIII

Podrías
apaciguar tus miradas
para quedarte a dormir
y juntos seríamos dos ilusos
que juegan a robarse la sábana.
En mi colchón
no habrán noticias del día
ni crisis bursátiles
que nos destemplen las ganas
porque aquí seremos sólo
solamente solo tu y yo.
Y así tumbados
las estrellas que pinté
para ti en mi techo
se fugarán al vernos reir
y mis manos fuertes
reptarán por tu espalda
para aliviar
la carga del trabajo.
Podrás
fingir que no te gusta
y habitar otro lecho
en el que las paredes
no practiquen el remordimiento.
Pero siempre puedes quedarte
y si mañana te arrepientes
cuenta nueva y borrón
porque en el fondo
tu también lo comprendes
y prefieres que te robe el sueño
a que te quiten la ilusión.

3 comentarios:

Enredada dijo...

Siiiiiiiiiiiiiiiiiii.... es preferible que un amor te quiete el suelo y no que se mueran miles de ilusiones...
Es preferible reir alocadamente y mirar estrellas pintadas a no poder ver nada, es preferible AMAR, VERDADERAMENTE, ´sin nada más que eso, y eso es inmenso
mil besos

Anónimo dijo...

prefieres q te robe el sueño
a q te quite la ilusion...
no te arrepientas

Anónimo dijo...

Este poema tiene mas sentido cada día...cada día que pasa