viernes, junio 13, 2008

LI Viajes de vuelta

Tengo un pasaporte completo
de trayectos a la nada
donde acuñé mis hojas
con sellos de países
en los que creí
que el amor habitaba.
Fue por creerme capaz
que conseguí orden de expulsión
en todo corazón
en el que quise quedarme
más de dos meses.
Tengo un reloj que marca
las horas mas lentas
cuando tu no estas
y ya no quiere solplar
más viento en mis velas.

1 comentario:

chimita dijo...

Peeeeero, digo yo que en algún corazón lograrás colarte más de dos meses, y podrás esconderte el suficiente tiempo como para que cuando quieran expulsarte ya nadie pueda, porque te habrás convertido en ciudadano de pleno derecho. Yo no sé si se eniende lo que quiero decir, pero el caso... interprétame iwal k yo lo hago contigo.