sábado, junio 21, 2008

LVII

Somos un par
aunque a veces cueste
mantener el equilibrio
aunque tus lágrimas
acristalen nuestra casita
con vistas al mar.
Somos un par
con motivos suficientes
para quedarse para siempre
en el colchón.
Somos dos madejas enredándose
a la pared de los días
aunque cueste seguir vivos
y se abrasen nuestras ganas
al fundirse con el calor.
Somos dos y a veces
cuando el sol sale
amaneces en mi espalda
y también somos sólo uno,
un sólo par dejándo a un lado
las convecionalidades del amor.

5 comentarios:

Enredada dijo...

Ser dos y ser uno... AMOR.
mil besos

Anónimo dijo...

cada poema cien imagenes
un beso

Anónimo dijo...

Torres, eres un crack.



Este me gusto mucho mucho


Lemonboy

El Infiltrado dijo...

Maudes 18 ha salido ganando: hemos cambiado en la misma habitación a un novelista frustrado por un auténtico poeta de la experiencia. Bravo.

Nieves dijo...

Eres un poeta!!