sábado, octubre 28, 2006

Mordiendo la tierra

Sacudiéndome el polvo, no se si por haberme levantado o por haber vuelto a caer. A veces la conciencia es un invento inútil. Quisiera esconder mis defectos de fábrica, quisiera esconderme otra vez bajo de la alfombra, pero no tengo y hay demasiado martilleo en mi cabeza.
He recuperado viejos grupos, ahora quiero recuperar también mi vida, mis canciones, he vuelto a ponerme camisetas de hace años... quiero que vuelva el olvido y se lleve la parte de mí que no he de volver a usar.
Ojalá hubiese escrito mi vida con lápiz, ojalá tuviera un borrador a mano... no me busqueís, hoy no estoy para nadie

3 comentarios:

gErT dijo...

"y verás el resurgir poderoso del guerrero, sin miedo a leyes ni a nostalgias. Y lo verás caer una y mil veces y levantarse de nuevo sin más bandera que sus huevos"

eno dijo...

el olvido es ese falso amigo q siempre llamamos y nunca llega para recordarnos que todo en nosotros es reciclable, nunca es bueno desperdiciarnos;
la vida, como las cartas sinceras, sólo valen si se escriben a la primera

Idiomalicantino dijo...

La tinta se tacha y ya no se lee.