lunes, octubre 09, 2006

Muerte nº1



He muerto y ya descanso en la madera
oigo a la claque aplaudir en mi entierro
mi madre felicitando a la feliz viuda
y gritos de algarabía en el cementerio.

Se sirven pasteles, aníses y otros licores
y el hambre me hace más pesada la espera oscura
La plañideras cobran por reir chistes
mientras un perro le muerde la sotana al cura.

Escucho a mi pobre padre llorar la herencia
¿Qué se podía esperar de un poeta funesto?
Nunca pude terminar de pagar
Las letras de mi piso de treinta metros


Veo a mi hermano escribir con tiza mi epitafio
"soñar o dormir, ser o olvidar, buscar o hallar,
Morir o vencer: era necesario"

P.D. Gert ya publicó una versión de esta "alegre" poesía en esquizofrenia, yo ahora la rescato porque me ha gustado reencontrar esta locura a medias.

2 comentarios:

fmop dijo...

Ya te lo dije: el día que estés muerto sabrás cuánto te quieren.

gErT dijo...

boicoteando a galeano, ahora hablemos de pequeñas muertes, pues queremos volver a la vida